A los 43 años de su muerte

La justicia condena al militar asesino de Víctor Jara

Barrientos -servidor de Pinochet- era el responsable del estadio donde fue torturado y asesinado el cantautor favorable a Allende. Tendrá que pagar a la familia de la víctima 25 millones de euros.

El cantautor y activista político Víctor Jara.

El cantautor y activista político Víctor Jara.

  1. Dictadura
  2. Augusto Pinochet
  3. Sentencias judiciales
  4. Salvador Allende
  5. Cantautores

El jurado de un tribunal federal de Orlando ha fallado que Pedro Pablo Barrientos, ex militar chileno del régimen del dictador Augusto Pinochet, torturó y mató a Victor Jara -cantautor, profesor, director de teatro y militante del Partido Comunista de Chile; además de activista político que trabajó para la candidatura de Salvador Allende, el socialista elegido presidente de Chile en 1970-. El veredicto, que salió a la luz ayer lunes después de nueve horas de deliberación, exige que Barrientos pague a la familia 28 millones de dólares de indemnización por daños y perjuicios, lo que equivale a más de 25 millones de euros.

Los allegados de la víctima argumentaron que Barrientos -que actualmente reside en Florida- estaba a cargo de los soldados en el estadio en el que Jara fue torturado y asesinado. Sucedió en los días posteriores al golpe de Estado encabezado por Augusto Pinochet en 1973, que derivó en la tortura y desaparición de miles de opositores políticos. Víctor Jara tenía entonces 40 años: allí -en el recinto en el que se encontraba recluido- escribió su último poema, Somos cinco mil.

Víctor Jara tenía entonces 40 años: allí -en el recinto en el que se encontraba recluido- escribió su último poema, Somos cinco mil

"Qué espanto causa el rostro del fascismo / llevan a cabo sus planes con precisión artera sin importarles nada / la sangre para ellos son medallas / la matanza es acto de heroísmo", decía. "¿Es éste el mundo que creaste, Dios mío? / ¿Para esto tus siete días de asombro y trabajo? / en estas cuatro murallas sólo existe un número que no progresa /... que lentamente querrá la muerte".

La defensa de Barrientos siempre había negado los argumentos de la familia Jara. Llegó a espetar que la demanda nunca debió haber llegado al tribunal. Luis Calderón, su abogado, ha explicado que aún no se ha tomado una decisión sobre la apelación. "Estamos decepcionados por el veredicto de los jurados. Esperábamos que fuera a favor nuestro", aseguró Calderón. "Vamos a evaluar y a explorar nuestras opciones".

Una amenaza para Pinochet

Quien interpuso la demanda fue Joan Jara hija, que tenía 8 años cuando su padre murió, acompañada por Manuela, hijastra del cantante, que acababa de cumplir 13. La acusación está sustentada en la Ley de Protección a Víctimas de Tortura, que permite entablar demandas civiles en Estados Unidos contra personas sospechosas de cometer actos tortuosos. La viuda del cantautor, Joan Jara, ha declarado que esta noticia es un punto de apertura para que se haga justicia entre los familiares que esperan en Chile que se resuelva lo que le ocurrió a sus seres queridos.

Quien interpuso la demanda fue Joan Jara hija, que tenía 8 años cuando su padre murió, acompañada por Manuela, hijastra del cantante, que acababa de cumplir 13

En la demanda de los Jara, se detallaba que las creencias políticas y la música de Víctor -que denunciaba las injusticias sociales- eran una amenaza para el nuevo gobierno de Pinochet, el comandante del ejército que orquestó el golpe de Estado contra el gobierno de Allende en septiembre de 1973. Allende se suicidó tras encabezar -sin éxito- la resistencia a un ataque de los militares al palacio presidencial. Casi 3.200 personas fueron asesinadas o desaparecieron entre 1973 y 1990, cuando la dictadura de Pinochet llegó a su fin, y decenas de miles de personas fueron torturadas, arrestadas o interrogadas.