adiós al actor

Los mejores tortazos de Bud Spencer

El intérprete falleció ayer a los 86 años dejando para la historia los mamporros más legendarios de la historia del cine.

El actor Bud Spencer, fallecido a los 86 años.

El actor Bud Spencer, fallecido a los 86 años.

  1. Actores
  2. Obituarios
  3. Western
  4. Comedia

Hay actores que pasan a la historia por su versatilidad, otros por ese cambio de registro que les valió el reconocimiento de la prensa y otros por su mirada seductora. Carlo Pedersoli, conocido por todos como Bud Spencer, lo hizo por su forma de repartir mamporros.

El intérprete falleció ayer a los 86 años y en su carrera deja algunos de los mejores tortazos de la historia del cine. La pareja cómica que formó junto a Terence Hill les convirtió en estrellas en parodias de filmes del Oeste como Le llamaban trinidad, donde daban rienda suelta a un humor basado en el golpe y la caída.

Actor, productor, compositor musical, deportista de élite y hasta político, pero todos recordamos las tollinas de Bud Spencer y hasta en algún momento hemos deseado que nos propinara una. Estas son las mejores.

La 'masacre' de 'Juntos son dinamita'

¿Cuántas personas son necesarias para reducir a Bud Spencer? Juntos son dinamita demostró que da igual el número de esbirros que se utilicen, nunca serán suficientes. El actor despliega en esta escena todo su arsenal de golpes cómicos. El puño en la cabeza, la bofetada con la mano abierta, agarrar varias cabezas a la vez... Una masacre cómica.

La bofetada mexicana de 'Le llamaban Trinidad'

Una de sus películas más legendarias, junto a su inseparable Terence Hill. Su éxito provocó una secuela. En esta escena se puede ver la esencia de todas sus películas. El líder mexicano cree que podrá con Spencer y le da un bofetón que deja al gigantón como estaba. Este se la devuelve haciéndole caer al suelo. Tres tortazos con la mano abierta que le dejan sin ganas de volver a intentarlo.

El rodabrazo de 'También los ángeles comen judías'

Si había un golpe favorito para Bud Spencer era el rodabrazo, esa torta con la mano abierta que se da con ganas y hasta cogiendo impulso. El brazo recorre todo el espacio hasta que impacta en la cara del rival. El italiano lo popularizó y lo convirtió en un arma infalible, como demuestra esta escena de También los ángeles comen judías.

El tortazo a dos manos

Otro de los 'imprescindibles' de Bud Spencer era el tortazo a dos manos. Lo que básicamente consiste en hacer un sándwich con la cabeza de su enemigo que le dejan para el arrastre. En esta larga escena se puede ver todo el festival de golpes, tortazos y mamporros de Bud Spencer y Terence Hill.

La vez que no pegó a nadie

Sólo hay una cosa que le gustaba más que pegar tollinas: comer salchichas. Incluso una vez prefirió no pegar a nadie ni meterse en una buena trifulca por seguir comiendo su manjar favorito acompañado de una buena cerveza.

BONUS: Cuando Bud Spencer estaba bueno

Sí, amigos, Bud Spencer fue un sex symbol. Antes de convertirse en ese hombre corpulento con barba y brazos como buques fue un deportista de élite que lucía palmito. Los mejores tortazos de la historia del cine también tenían un pasado.