PAtrimonio inmaterial

Los toros ya no son cultura en Francia

El Consejo de Estado francés ratifica la decisión que tomó un Tribunal de París y retira a la tauromaquia de la lista de protección del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Ginés Marín sale a hombros por la puerta grande.

Ginés Marín sale a hombros por la puerta grande. Efe

  1. Patrimonio cultural
  2. Patrimonio artístico
  3. Tauromaquia

Los toros salen de la lista de 300 actividades protegidas por la lista nacional del Patrimonio Cultural Inmaterial. La tauromaquia ya no aparecerá junto a la cetrería, el encaje de Alençon y el canto coral Serbio. El Consejo de Estado francés ratifica la decisión que tomó un Tribunal de París y retira la protección del Patrimonio Cultural Inmaterial -inventario destinado a salvaguardar las tradiciones específicas de cada país- desde 2011 a la fiesta taurina.

La decisión del organismo francés otorga la razón a las organizaciones antitaurinas que se levantaron en contra de la celebración, por considerarla cruel. La denuncia ha sido promovida por la asociación llamado Comité Radical Anti Corridas (CRAC). Bajo el amparo de la protección Inmaterial, 65 municipios pueden celebrar corridas porque se considera “tradición ininterrumpida”. En el resto de Francia, está penalizado.

De esta manera, podrían paralizarse las corridas de toros en todo el territorio francés. Brigitte Bardot, actriz y activista anti taurina, aplaudió la decisión al afirmar que “será mejor cuando los toros se prohíban definitivamente en Francia”.

En España, la tauromaquia se declaró Patrimonio Histórico Cultural en 2013, máximo rango del ordenamiento jurídico nacional para un bien inmaterial. La aprobación de la ley no acarreó la derogación de la ley del Parlamento de Cataluña, que prohibió los festejos en su Comunidad, en julio de 2010, por no tener carácter retroactivo.