POR UNA BUENA CAUSA

Así es el calendario de los bomberos más sexys y solidarios

Este año el gremio más deseado ha querido tapar sus músculos y mostrar más su labor solidaria. Aunque no nos privan del todo de las imágenes más sensuales.

Fotografía perteneciente al mes de julio del calendario de Bomberos Ayudan.

Fotografía perteneciente al mes de julio del calendario de Bomberos Ayudan.

  1. Bomberos
  2. Calendario
  3. Solidaridad

El tópico del bombero cachas ya no está tan de moda. Ahora lo que se lleva es sacar el lado más tierno y sensible del colectivo profesional más deseado. Con esa premisa, el calendario de la ONG Bomberos Ayudan - que puede adquirirse por 10 euros en su página web -ha querido insistir en reflejar su labor diaria, junto al riesgo y la solidaridad que representan.

Este cambio de formato responde a que los calendarios en los que el gremio de bomberos mostraba sus atributos estaban destinados a financiar sus viajes a las Olimpiadas, y por eso, el hecho de enseñar su musculatura tenía un sentido. No obstante, este nuevo proyecto corre a cargo de una asociación sin ánimo de lucro que ayuda a los niños más necesitados a salir adelante, por lo que cobra mayor relevancia el reflejar la realidad del día a día de los bomberos y cómo con la colaboración de la ONG hacen la vida de los jóvenes que menos tienen algo más fácil.

El hecho de mostrar su lado más emotivo, no es impedimento para enseñar músculo y torsos desnudos. Ambas facetas son compatibles y más aún en su trabajo. Las fotografías que figuran en cada mes del año 2017 muestran a 50 bomberos y 20 voluntarios que son los encargados de representar las vivencias en las que se ven envueltos diariamente tanto unos como otros en el proyecto social que llevan a cabo.

Todos los años se ha esperado el día de la venta del calendario para poder decorar de manera 'desenfadada' nuestras paredes, pero en esta ocasión cobra su sentido más sensibilizado con la causa que cada día persiguen los bomberos: salvar vidas. Los niños son uno de los grandes protagonistas del proyecto. Los menores copan las páginas más especiales de gran parte del calendario, en los que puede verse cómo aprenden de los profesionales, cómo se ponen en su piel o cómo sonríen en su compañía aún estando ingresados en un hospital.

Pero también hay fotografías que deleitan la mirada. No faltan las imágenes que muestran el entrenamiento diario del cuerpo de bomberos - corriendo, escalando... todo sin camiseta -, el rescate entre llamas y por supuesto, todo un clásico, un sexy bombero apagando el fuego con la manguera. En muchas instantáneas los bomberos dejan de lado la normativa oficial y podemos verles rodeados de humo o subidos en la grúa sin las medidas de seguridad pertinentes, todo para poder lucir el pecho descubierto y así contribuir a la estética fotográfica, además de deleitar de forma atractiva al público para alzar el número de ventas. Una acción nada criticable ya que se trata de una labor solidaria y un proyecto realizado para los más necesitados.

El calendario se presentó el 19 de octubre en el parque de bomberos de Madrid por la escritora y periodista Rosa Montero (65). Tampoco faltaron a la cita el actor Jordi Rebellón (59) - conocido como Vilches en Hospital Central - y el ex baloncestista Fernando Romay (57), unos habituales en todas las acciones que lleva a cabo la asociación Bomberos Ayudan.

Después de seis meses de preparativos, reuniones y papeleos, la sesión fotográfica se realizó en dos únicos días intensivos. Para escoger a los protagonistas de las imágenes se hizo una selección entre todos los que se apuntaron desde los diferentes cuerpos de bomberos madrileños y voluntarios. El 'casting' tenía tres categorías; por un lado, todo aquel que quisiera salir en las fotos luciendo 'palmito' tenía que enviar las fotos sin camiseta; los que quisieran ser protagonistas de la imagen pero sin desnudarse, tenían que enviar una instantánea de cuerpo entero y haciendo diversas posturas; y por último, quienes simplemente querían aparecer en las acciones colectivas, también debían mandar fotos o 'selfies'.

Una vez recibidas todas las imágenes de los que querían participar, se remitían al fotógrafo y era únicamente él, Jerónimo Álvarez, el que escogía a los que formarían parte del proyecto. El criterio para elegirlos era meramente artístico, seleccionaría a quien mostrase mayor fotogenia y se adaptara a las diferentes escenas que el fotógrafo tenía pensadas para el calendario.Y es que Álvarez sabe de lo que habla, porque en su porfolio cuenta con un gran número de actores y actrices de renombre que han posado para él. Entre los más conocidos están Belén Rueda (51), Rossy de Palma (52), Javier Cámara (49), Maribel Verdú (46) o Alejo Sauras (37); también ha realizado retratos artísticos a Adrien Brody (43), José María Aznar (63) y Ana Botella (63), Miguel Bosé (60) o David Delfín (46) entre otros muchos, y además, colabora para el sector de la publicidad y multitud de revistas.

Por todo el trabajo que hay detrás y para no olvidar la labor que se esconde tras las sugerentes fotografías del calendario, este año los bomberos acudieron al Hospital Ramón y Cajal a echar una mano. Pasaron el día con niños que sufren todo tipo de enfermedades que les impiden salir de entre esas cuatro paredes y les dieron momentos de alegría. Jugando con el mono y el casco de trabajo, los pequeños jugaban a ser bomberos bajo las órdenes de los auténticos profesionales, o jugaban con pistolas de agua y saciaban su curiosidad infantil preguntando cómo se apaga un fuego real. Y es que por ver una sonrisa en esos niños o por conseguir llevar alimento a las bocas de los más desfavorecidos quitarse la camiseta es lo de menos.