ESTÁ DE MODA

Álex González: “Aunque vista como James Bond, en mi vida soy más Anacleto Agente Secreto”

El actor ha pasado unos meses trabajando en EE.UU. donde ha experimentado una gran soledad por sentir la falta de apoyos viviendo al otro lado del charco.

El actor Álex González

El actor Álex González

  1. Álex González
  2. El Corte Inglés
  3. Actores

Es el hombre de moda, y no solo porque sea la nueva imagen que ha elegido El Corte Inglés para su firma masculina Emidio Tucci, sino porque últimamente las marcas se lo rifan por que aparezca en sus carteles publicitarios. Magnum, BMW y ahora estos grandes almacenes se interesan por el atractivo y simpático actor del que hacía tiempo que no teníamos noticias, ya que ha estado pasando unos meses en Estados Unidos.

Álex Gonzalez (36 años) aparecía con una sonrisa en la cara y como si fuera un invitado más y no la estrella del evento y posaba ante los medios citados frente al photocall. Antes de que el actor pudiera dar cualquier tipo de declaración, se proyectó en la pared blanca del Espacio Kitchen Club la nueva campaña de Emidio Tucci. Un vídeo de unos 30 segundos con un guión basado en una pieza cinematográfica en la que presenta la moda como una obra de arte. El intérprete aparece mirando unas grandes fotografías en blanco y negro en las que él es el protagonista con diferentes estilismos, y al mirar estas imágenes el actor adquiere la ropa que hay en ellas. Toda esa trama, en la que no faltan bellas mujeres que le miran con ojos de conquista, tiene una banda sonora muy del estilo de las películas de James Bond.

"Aunque me veáis vestido como James Bond, soy más Anacleto agente secreto, porque soy muy patoso" explicaba con humor Álex González. "Menos mal que en la serie El Príncipe no ponen las tomas falsas, porque entonces ya no creeríais en la eficiencia del policía Morey", cuenta entre risas. En lo que sí es bueno, o al menos va aprendiendo, es en el mundo de la moda, ya que gracias a repetir como modelo para varias marcas, se va construyendo su propio estilo, aunque sigue prefiriendo las zapatillas deportivas a los zapatos.

El actor Álex González durante la presentación de Emidio Tucci

El actor Álex González durante la presentación de Emidio Tucci

Pero la palabra moda le genera al mismo tiempo algo de rechazo porque no le gusta que le califiquen como 'el chico de moda'. "Me he cansado de ser 'el actor del momento', quiero que me reconozcan en mi profesión, y por eso, el sentir que estoy madurando tanto en mi vida como en mi trabajo, me hace sentir orgulloso". Y es que ya no solo le llegan papeles de malote, "el otro día me ofrecieron un papel en el que tengo un hijo de 6 años y pensé: claro, si ya tengo edad de tener hijos. Y me hizo ilusión, la verdad". El tema de la madurez en el arte dramático, según cuenta, se nota más rápido en las mujeres "en los hombres no es tan brusco como en las mujeres. Con las actrices sí que es un poco más tirana esta profesión en la que pasas de ser 'la chica de la peli’ a ‘la madre de la chica de la peli’ en cuestión de muy pocos años. Pero para nosotros es un poco más 'amable'…".

Tras el fin de la serie de El Príncipe, apenas volvimos a saber de González. "Me fui a EE.UU., no me he mudado, me fui unos meses a mejorar el inglés, a desconectar un poco, a hacer algún casting y uno de ellos me salió. Una serie que se llama Citizen, ahora mismo está parada y no sé muy bien que va a pasar". Ya estuvo años atrás en el continente norteamericano grabando con grandes actores como Kevin Bacon (58) y Jennifer Lawrence (26), pero este último viaje al país de la libertad lo vivió con mayor plenitud, "en años anteriores no estaba preparado para la experiencia, aunque reconozco que me lo pasé muy bien rodando con esos actores a los que admiro, pero esta nueva ocasión allí fui más consciente, porque ha sido algo buscado, no como lo anterior que me vino de repente, y además ahora me siento más cómodo con el idioma".

La sonrisa del actor es una de sus mayores armas de seducción

La sonrisa del actor es una de sus mayores armas de seducción

Lo que menos le gustó de estar cumpliendo el 'sueño americano' fue la sensación de soledad, "no es lo mismo ir a vivir la experiencia 'a lo loco' que ir a trabajar. Ir a trabajar me ha ayudado a estar más centrado, tu vida social también es más fácil porque estás trabajando, conoces gente, tienes una rutina, porque si no, puede ser una ciudad muy solitaria, muy difícil socialmente", explicaba el actor. En EE.UU. está precisamente otro español, amigo de Álex, Miguel Ángel Silvestre (34), "él estaba rodando Sense8 y ha tenido que viajar por todo el mundo. De hecho, imagínate, que somos vecinos y este año no le he visto. Creo que en enero fue la única vez que le vi. Es que es una ciudad que aísla mucho, ya te digo que cuesta mantener las relaciones de amistad". Por estas dificultades tuvo que aferrarse a la unión que estableció con el equipo de rodaje, "es muy triste pero no tuve muchos apoyos allí. Sí los tuve entre mis compañeros de reparto, el director, productores…al final tienes que hacerte tu pequeña familia".

Y aunque el actor dice haber hecho menos deporte últimamente "porque mi papel así lo requería, no me querían tan fuerte", lo cierto es que el traje le sentaba estupendamente. Sea como policía, como agente secreto o como padre madurito, Álex González seguirá cautivando a la audiencia en todos los papeles, con traje o sin él.