REAPARICIÓN SOLIDARIA

Gran faena de Cristina Sánchez con sus hijos menores viéndola torear

Se ha vuelto a vestir de luces en Cuenca por una sola tarde para que sus pequeños, de 13 y 15 años, vivan en directo la experiencia.

Cristina Sánchez junto a sus dos hijos en la corrida de toros de Cuenca.

Cristina Sánchez junto a sus dos hijos en la corrida de toros de Cuenca.

  1. Corridas toros
  2. Toreros
  3. Plazas de toros
  4. Julián López, El Juli
  5. Enrique Ponce
  6. Cáncer infantil
  7. Cáncer
  8. Cuenca (Ciudad)

El ambiente que se respiraba en Cuenca a las cinco de la tarde hacía intuir que algo importante se cocía en la ciudad. La expectación era igual (o mayor) que si se tratara de una estrella de Hollywood. 

No era para menos. La torera Cristina Sánchez (44 años) reaparecía después de 17 años y lo hacía por dos buenas razones: para luchar contra el cáncer infantil y para que sus dos hijos la vieran torear por primera vez.

Cristina Sánchez triunfante en la corrida de toros de la Feria de Cuenca.

Cristina Sánchez triunfante en la corrida de toros de la Feria de Cuenca.

Sus vástagos, a los que ella dedicaba el brindis, presenciaban muy atentos toda la corrida en la que su madre ha cortado dos orejas y ponía en pie a toda la plaza. Su vuelta a los ruedos ha sido un auténtico éxito. 

Si la intención de la orgullosa madre era que sus hijos la vieran torear, el orgullo ha sido recíproco. Uno de sus vástagos aseguraba a EL ESPAÑOL que la reaparición ha sido "una gran experiencia y gran satisfacción".  "Hemos sufrido un poquito, pero al final lo hemos pasado bien", añadía. Por su parte la torero confesaba a este medio que le ha encantado la corrida y que ha cumplido su sueño de salir a hombros con Enrique Ponce (44) y Julián López El Juli (33).

Ahora le toca volver a la vida normal. "Me da mucha pena pero ha sido algo puntual, tengo que volver a mi rutina, a mis hijos, a mi empresa..." comentaba la matadora de toros tras salir triunfante de la plaza.

Acompañada por dos grandes

La causa bien merece una vuelta al ruedo. Y es que la matadora de toros va a donar sus honorarios de este sábado por la tarde a la investigación oncológica que realiza Uno entre cien mil, con la que colabora el Hospital Niño Jesús de Madrid.

El lugar elegido para su esperada reaparición era Cuenca. Allí se celebra la Feria de San Julián, compuesta por cinco festejos taurinos. Uno de ellos ha sido precisamente el protagonizado por la primera mujer torero de Europa, que ha estado acompañada por dos diestros de excepción: Enrique Ponce y El Juli.

Cristina Sánchez durante la presentación de su regreso puntual a los ruedos.

Cristina Sánchez durante la presentación de su regreso puntual a los ruedos.

"El reto lo tendré conmigo. No pretendo demostrar nada. Sería absurdo pensar que quiero competir con Ponce y El Juli, que torean todos los días", aseguraba en una entrevista reciente para El Mundo la propia Cristina Sánchez, que se mostraba "satisfecha" y al mismo tiempo "preocupada" por poder estar a la altura y que todo saliera bien.

Hace justo un mes este periódico entrevistaba a la protagonista de la tarde con motivo de su reaparición. En conversación con EL ESPAÑOL, Sánchez transmitía sus miedos ante la cita de este sábado y al mismo tiempo revelaba las ganas que tenían sus hijos de verla torear, algo que no habían presenciado nunca al tener 15 y 13 años, respectivamente.

Cristina Sánchez, tras una faena.

Cristina Sánchez, tras una faena.

En aquel momento aún estaba reciente el fallecimiento del torero Víctor Barrio en plena faena en Teruel, un suceso que a Sánchez le afectó notablemente, teniendo en cuenta además que tuvo que narrar la muerte en directo, pues ejerce de comentarista en las retransmisiones taurinas de Castilla-La Mancha Televisión.

En cualquier caso, la aparición de la torera en los ruedos ha sido algo puntual de un día que tiene pocos visos de volver a repetirse pues, aunque ella ha manifestado en alguna ocasión sus ganas de volver a sentirse torero después de tanto tiempo, no tiene intención de continuar con esta profesión que implica una dedicación de 24 horas al día. Ella, que actualmente es empresaria, comentarista y cría junto a su marido a sus dos hijos, pretende quedarse con este buen sabor de boca tras disfrutar de una de sus grandes pasiones.