ORGULLO NACIONAL

Habla el primer novio de la primera dama Trump: "Se ha puesto pecho"

En Svenica, pueblo esloveno donde nació la señora Trump, están entusiasmado. Un enviado especial de EL ESPAÑOL comprueba cómo ya existe la tarta 'Melania' y habla con amigos de la futura primera dama de Estados Unidos.

Melania Trump y su ex novio Jure Zorcic.

Melania Trump y su ex novio Jure Zorcic.

  1. Melania Trump
  2. Donald Trump
  3. Eslovenia
  4. Estados Unidos
  5. Novios
  6. Cirugía plástica

El pequeño pueblo de Sevnica parece bañado de colores pasteles por el sol poniente. El municipio, de 4.500 habitantes, al que llego a última hora de la tarde del jueves, está situado en el sureste rural de Eslovenia y hasta ahora era casi desconocido para los propios eslovenos.

Ahora está sometido al acoso de periodistas y reporteros de todo el mundo, lo que no sorprende teniendo en cuenta que la futura primera dama de EEUU, Melania Trump (46 años), nació y pasó su infancia aquí, antes de mudarse 100 km al norte a Ljubljana, la capital, para hacer sus primeros pinitos en la industria de la moda y ser descubierta por el fotógrafo de modelos Stane Jerko, encargado de hacerle su primer book.

Stane Jerko, fotógrafo que descubrió a Melania.

Stane Jerko, fotógrafo que descubrió a Melania.

Unos años más tarde, Melania era ya una modelo cotizada en las principales capitales de la moda como Milán, Paris, y Nueva York. En 2005, su belleza y carácter luchador captaron la atención de Donald Trump, el futuro presidente de EEUU. Toda la población de Sevnica está deseando ver a su amada Melania entrar en la Casa Blanca como primera dama de EEUU, un hecho que sucederá el próximo 20 de enero.

En la mañana de los resultados electorales, el pueblo esloveno estaba expectante. Tras conocerse los datos oficiales, se alzó una bandera americana en el centro del pueblo, como si simbolizara una nueva era.

Vista del pueblo en el que se crió Melania Trump.

Vista del pueblo en el que se crió Melania Trump.

A distancia, pueden verse pequeñas chimeneas de la parte industrial de Sevnica, rodeadas por las crecientes tierras fértiles de cultivo para viñedos e idílicas casas. Por las colinas desciende tranquilamente el río más grande de Eslovenia, el Sava, que protege al pueblo y permite tener competiciones de pesca con una variedad de mas de 50 peces. Al final del municipio se vislumbra una pequeña colina donde se encuentra el castillo de Sevnica. Su guardián, Rok Petancic, ha compartido con EL ESPAÑOL sus pensamientos sobre Melania y sus futuros deseos para su pueblo.

Rok Petancic, el guardia del castillo de Sevnica.

Rok Petancic, el guardia del castillo de Sevnica.

"Los resultados electorales de Estados Unidos conocidos aquí el miércoles por la noche fueron una sorpresa para todos. Sin embargo, una parte de los habitantes creía en la victoria de Trump desde que anunció su candidatura. Ciertamente estamos orgullosos y contentos de ver a nuestra Melania al lado del hombre que va a ser el futuro presidente de EEUU durante los próximos cuatro años. Esto nos traerá reconocimiento por parte de todo el mundo, no solo al pueblo y a la región, sino a todo el país. Una de las atracciones turísticas será un tour a través de la infancia de Melania en Sevnica. La gente se interesará por ver dónde estudió primaria y el bloque de pisos donde vivió antes de que su familia se fuera a vivir a un chalet".

Los padres de Melania, Viktor y Amalija.

Los padres de Melania, Viktor y Amalija.

Y prosigue: "Esperamos un mayor numero de turistas de Eslovenia y también de extranjeros. Ya estamos preparando ricas ofertas para los turistas. Nuestro principal enfoque no es hacia un turismo masivo. Queremos brindar una oportunidad para que los que nos visiten conozcan las maravillas del pueblo de primera mano y ofrecer una experiencia genuina durante la estancia en Sevnica a cada visitante. Nuestro lema es La Tesorería de Aventura, y queremos ofrecer justo eso. Melania es nuestro orgullo y un posible imán para atraer turistas. Ya estamos preparando un evento en su honor que coincida con la toma de posesión de Donald Trump como presidente, pero el reconocimiento de Melania como una ciudadana está siendo estudiado por una junta del ayuntamiento. Todo esto tendrá lugar después de ser acordado con ella. Respetamos a Melania por sus virtudes y los eslovenos son conocidos por ser trabajadores, respetables, tranquilos y razonables. Creo que ella enriquecerá a la Casa Blanca y a su marido con todos estos atributos durante su mandato como primera dama".

En este pequeño pueblo ha vivido otro de los hombres importantes en la vida de Melania, al menos durante su juventud: su ex novio Jure Zorcic, quien mantuvo una relación con la primera dama meses antes de que ésta viajara a Milán y París para desfilar como modelo.

Melania Trump, en una de las sesiones de fotos de Jerko cuando era joven.

Melania Trump, en una de las sesiones de fotos de Jerko cuando era joven.

Se conocieron en 1991 cuando ella tenía 21 años. Según cuenta Jure, empresario, "nunca fue la típica eslovena". "Yo iba con mi moto y ella caminaba por una calle. Cuando pasé junto a ella y la vi, decidí seguirla. Conseguí hablar con ella y tuvimos nuestra primera cita en un café", relata.

Jure Zorcic, ex novio de Melania Trump, posa en su casa de Eslovenia.

Jure Zorcic, ex novio de Melania Trump, posa en su casa de Eslovenia.

"Me impresionó su belleza desde el primer momento. Iba muy bien vestida y se comportaba de una forma muy elegante", añade al tiempo que desvela que juntos viajaron a Croacia para disfrutar de unas vacaciones de verano junto a unos amigos.

Volvió a verla años en el año 2000, en Nueva York, pero para entonces, Melania había cambiado. "Ahora tiene un pecho enorme y es obvio que se ha sometido a alguna que otra operación. De todos modos, sigue siendo muy hermosa. Seguro que ni ella misma creía hace 20 años que alcanzaría la cima del mundo", suspira. Hace unos meses, la oficina de Donald desmintió que hubiera existido esta relación, que en el pueblo se acepta. Jure también ha tenido problemas económicos, de unas decenas de miles de euros. Nada comparable con Donald Trump.

Tartas con el nombre de Melania

Aunque a los habitantes de Sevnica no les guste hablar de la política de Donald Trump, parece ser que lo que prevalece es el orgullo que sienten por Melania, que se aprecia en pequeños gestos como hacer tartas con su nombre o grandes pancartas en la carretera con la foto de Melania dando la bienvenida a todos los que entran al pueblo. En estos días su presencia es mas palpable que nunca. Sin embargo la casa donde vivía su familia antes de irse a vivir a Nueva York sigue vacía. Puede verse un buzón americano, cerrado, y un candado erguido en la cancela, delante de la casa. El césped bien cuidado que rodea la casa recuerda a otros tiempos cuando la familia aun vivía allí.

La casa en la que vivió Melania antes de mudarse a la capital de Eslovenia.

La casa en la que vivió Melania antes de mudarse a la capital de Eslovenia.

Así es como recuerda el aclamado director de cine Andrej Kosak su tiempo trabajando junto a Melania en el año 1992. Era un programa de pasarela para la televisión que se llamaba Trend. Dirigió un video en el que salía ella.

"Una agente de modelos me recomendó a Melania como actriz para el vídeo. Como si fuese una profecía, el rol de Melania era el de una presidenta que aterriza en un aeropuerto con su jet privado y es rodeada de guardaespaldas y llamativas limusinas. Conseguimos un DC-9 para el vídeo. Melania tendría 21 años y estaba comenzando su carrera. Disfrutamos haciendo este vídeo. Para mi sorpresa me enteré unos diez años después que se había casado con Donald Trump. No podía ni imaginar que acabaría siendo la primera dama de EEUU. ¡Qué vista tuve! Fue un placer trabajar con ella. Era trabajadora y ambiciosa".

Andrej Kosac, director del vídeo en el que participó Melania en 1992.

Andrej Kosac, director del vídeo en el que participó Melania en 1992.

"Supongo -añade- que como primera dama apoyará a las organizaciones caritativas. Se convertirá en un icono de la moda. Como eslovenos, tenemos que sacar el mejor partido a esto. Lamentablemente no valoramos las cosas como debemos y como nación no tenemos los conocimientos necesarios para reconocer a aquellos que marcan la diferencia por sus conocimientos y talento. No siempre es pan y circo. Rara vez pensamos en la cultura. Su vida es un reflejo del sueño americano. Si tuviera que dar un título periodístico a su vida diría Desde Slovenia a la Casa Blanca. La historia de Melania es increíble. Logró hacerse un hueco desde un pequeño país de dos millones de almas bajo dominio socialista, y ahora está camino a la Casa Blanca".

Marjana Jelancic, una de sus compañeras de colegio, afirma que el interés de Melania por la moda "se notaba ya cuando aún era niña". Ahora Marjana dirige este mismo centro escolar. "Recuerdo el deseo de Melania de resaltar. Cada vez que se compraba ropa le modificaba un pequeño detalle para que fuera única y original. También sabia hacer sombreros y coser botones a chaquetas y camisas….. No me interesa la política de Donald Trump, me interesa que Melania por sus cualidades, por ser trabajadora y que su talento y su sentido común hayan podido llegar tan lejos. Para mí, como ciudadana de Sevnica, esto significa mucho". Marjana fue su amiga y compañera de clase desde los diez años hasta los catorce, antes de que Melania se fuera a estudiar a Ljubljiana, donde el fotógrafo Jerko la descubrió.

Mirjana Jelancic, compañera de colegio de Melania. Ahora dirige el centro escolar.

Mirjana Jelancic, compañera de colegio de Melania. Ahora dirige el centro escolar.

"Soy una patriota y estoy feliz por haberla conocido". Aunque duda que ocurra, le gustaría que Melania volviera a visitar a Sevnica. Marjana lo desea. Con una sonrisa, se despide y vuelve a su oficina contándonos antes que su trabajo se estaba resintiendo con la cantidad de periodistas que venían a verla.

Festival de salami 'no apto' para mujeres

Los habitantes locales son muy amables y comprenden el interés que su pueblo está causando. Esperan que el municipio sea más conocido y quieren mostrar sus tradiciones. Una de ellas es Salamijada, un festival de fabricantes de salami. El festival consiste en encontrar el mejor fabricante de salami. Ha sido una tradición durante 55 años. Lo más interesante del festival es que no está permitida la entrada a ninguna mujer a no ser que compre un barril de vino para cada mesa. A Melania le tocará hacer esto también si quiere asistir al festival Salamijada.

El camino desde Sevnica hasta la Casa Blanca es largo y serpenteante. Al caer la noche sobre los tejados los ecos de euforia se calman al igual que el ánimo. Los pasteleros preparan tartas con el nombre Melanija con esperanzas de venderlas a turistas por la mañana. Parece ser que la victoria de Donald Trump ha logrado unir al pueblo de Sevnica, cada cual buscando la manera de disfrutar de los frutos de que Melania sea la futura primera dama de EEUU.

Postre en honor a Melania que se sirve en algunos locales de Eslovenia.

Postre en honor a Melania que se sirve en algunos locales de Eslovenia.

También su ex novio, Jure Zorcic. Aunque en su caso, ha de hacer frente además a las acusaciones de malversación en las que se ha visto envuelto en los últimos años. En 2011 un periódico esloveno le acusó de haber malversado 14.000 euros de los empleados de una empresa de comunicación en la que trabajó como periodista. Las acusaciones nunca fueron probadas y él ha defendido siempre su inocencia, de la misma manera en la que ha defendido su historia con Melania.