Redes sociales

Así logrará Facebook que todos entremos en su realidad virtual

Además de presentar sus novedades, la conferencia para desarrolladores de Oculus contó con la presencia de Mark Zuckerberg, que mostró en vivo cómo la realidad virtual puede conectar a las personas.

Selfi del avatar de Mark Zuckerberg

Selfi del avatar de Mark Zuckerberg Facebook

  1. Facebook
  2. Mark Zuckerberg

El gran evento que Oculus celebra esta semana está dejando muchas novedades. Oculus Connect 3, la tercera edición de la conferencia para desarrolladores de la compañía, dibuja el camino a seguir para la industria de la realidad virtual, pues la empresa pretende situarse en la primera posición de la reñida carrera por liderar esta nueva tecnología.

Entre los anuncios, fechas de lanzamiento y discursos de los directivos, lo que quedó claro es que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, empresa propietaria de Oculus, quiere convertir la realidad virtual en algo social. No quiere que sea simplemente una herramienta para mejorar los videojuegos o el audiovisual.

El fundador de la red social por excelencia se subió al escenario para hacer una demostración en vivo de las posibilidades de la realidad virtual para conectar a las personas. Jugó virtualmente a las cartas o al ajedrez con otro par de ejecutivos, se batieron con espadas virtuales y hasta visitaron la oficina y la casa de Zuckerberg y saludaron a su perro.

A través de Facebook Messenger, Zuckerberg habló con su mujer, Priscilla Chan, charla que terminó con un selfi de su avatar, su pareja y la mascota de ambos. Una estampa futurista que enseguida publicó en su perfil de la red social y que ya ha dado la vuelta al mundo.

Los nuevos dispositivos de Oculus

Más allá de la esperada intervención de Zuckerberg, en el evento también se han dado a conocer las novedades de Oculus. Uno de los anuncios más relevantes es el desarrollo de un nuevo casco de realidad virtual de gama media. Aunque todavía está en desarrollo y ni siquiera se ha dado a conocer su nombre, el dispositivo está llamado a ser el término medio entre las costosas Oculus Rift y las asequibles Gear VR, en las que se pierde calidad por reducir el precio.

El casco contará con rastreo de posición, imágenes en alta definición y sonido 3D. Y lo mejor es que no tendrá cables ni necesitará un móvil para funcionar. Pero, para probarlo, tendremos que esperar y no sabemos cuánto: la compañía no ha hablado de plazos.

Una esperada novedad que sí tiene fecha de salida es Oculus Touch, la pareja de mandos que permitirán controlar la experiencia en realidad virtual de la firma. Saldrán a la venta a principios de diciembre y costarán 199 dólares (unos 180 euros al cambio actual). Además, al sensor de los mandos se podrá añadir otro que siga el movimiento del usuario por toda la habitación. Eso sí, por 79 dólares más (unos 70 euros).

Como la realidad virtual no se basa solo en el sentido de la vista, Oculus también ha anunciado unos auriculares in-ear que se podrán conectar al casco y que también comenzarán a venderse en el último mes del año.

Más allá del hardware, la realidad virtual también necesita contenidos para colarse en nuestras casas. Por eso, la compañía ha anunciado un acuerdo con Disney para la creación de cortometrajes basados en personajes clásicos de la animación. Una estrategia completa para liderar el mercado de la realidad virtual en los próximos años.