Robótica

El robot de Boston Dynamics que más se parece a Terminator

La empresa de robótica propiedad de Google presenta la última versión de un androide antropomorfo que hará las delicias de los amantes de la ciencia-ficción. O los aterrorizará.

Atlas, posando de distintas formas ante la cámara.

Atlas, posando de distintas formas ante la cámara.

  1. Robótica
  2. Inteligencia artificial
  3. Google
La compañía Boston Dynamics ha presentado una nueva versión de su androide Atlas que demuestra una agilidad sorprendente. Ahora es capaz de soportar golpes y recuperarse.
Sus desarrolladores se han esforzado por poner a prueba a esta nueva versión del robot antropomorfo, al que someten a faenas como empujarle o impedirle recoger una caja del suelo. Impasible, el robot corrige sus movimientos y vuelve a intentarlo. Sin rencor, cumple al pie de la letra las tres leyes de Isaac Asimov.
En un vídeo de demostración de la compañía, el robot, que mide 1,75 metros y pesa 82 kilos, se muestra también capaz de caminar en superficies irregulares sin perder el equilibrio.

Resiliente y tozudo

En un momento dado recibe un golpe con una vara, cae al suelo y acto seguido estira los brazos y se incorpora de nuevo. A continuación sale del recinto dando la sensación de estar abatido.
"Una de las cosas sorprendentes del androide mostrado en el vídeo es la velocidad de reacción de sus sistemas de actuación", comenta a EL ESPAÑOL Antonio Flores Caballero, ingeniero investigador de la Universidad Carlos III de Madrid, quien cree que esta velocidad implica que el algoritmo de control en posicionamiento y fuerza se debe poder ejecutar muy rápido y asimismo sus sistemas sensoriales han de tener gran precisión, escaso margen de error y una capacidad de muestreo -es decir, la cantidad de datos recuperados de los sensores- muy alta.
"En la parte en la que el robot camina por el bosque sobre el suelo nevado, hay momentos en los que claramente parece perder el equilibrio, y justamente ahí se nota como sus sistemas de actuación pueden operar muy rápido y con mucha potencia para equilibrar de nuevo el cuerpo; son movimientos similares en velocidad y potencia a los que haría una persona que estuviera resbalando en un terreno como ese", destaca.
Eso sí,  este experto recuerda que este androide está muy, muy lejos de convertirse en un Terminator en el sentido del conocido film. "El de la película dispone de capacidad de entendimiento y razonamiento similar de una u otra forma a una persona, mientras que en el caso del vídeo mostrado, pese a que se vea al androide caminar por un bosque, sólo reconoce dónde está el suelo más próximo a él, más o menos que forma tiene... y poco más", afirma este experto en robótica, que añade: "Sigue siendo un misterio el cómo las personas aprendemos cosas y las relacionamos, y los intentos artificiales que hay a este respecto están muy bien, pero son muy limitado"
Boston Dynamics, una compañía que ganó una cierta fama jocosa en internet por desarrollar un robot que se asemejaba a dos borrachos transportando un sofá, es en realidad una de las más prometedoras empresas de robótica. "Me sorprende lo rápido que evolucionan sus "juguetes"", confiesa Flores Caballero.
Fundada por Marc Raibert, antiguo profesor del Instituto de Tecnología de Massachussets, tuvo como principal cliente al ejército de Estados Unidos hasta que a finales de 2013 fue adquirida por Google.