Apple

Así es el error que puede condenar a muerte a tu iPhone 6

Cuidado con reparar el botón de inicio en un taller no autorizado: el teléfono sufrirá el polémico error 53.

Un iPhone 6 aún vivo.

Un iPhone 6 aún vivo. Reuters

  1. Apple
  2. iPhone
  3. Telefonía
  4. Averías
  5. Consumo
  6. Telecomunicaciones
  7. Dispositivos móviles
  8. Software
  9. Facua

Apple está siendo acusada de bloquear y dejar inservibles los iPhone 6 que han sido reparados en servicios no oficiales al actualizar el software del dispositivo. Ello ha causado una marea de protestas de usuarios, afectados por el llamador error 53. Pero ¿en qué consiste?

Aunque en España no se ha informado públicamente de ningún caso, la asociación de consumidores Facua ha confirmado a este diario que estudian denunciar el asunto, ya que consideran que se trata de un posible ejemplo de "desprotección total del usuario".

¿Qué es el error 53?

Se trata de un error que se muestra en iTunes cuando se actualiza el sistema operativo de un iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6S o iPhone 6S Plus, al que previamente se ha manipulado el sensor Touch ID -el botón de inicio del teléfono, que es capaz de leer la huella dactilar para desbloquear el teléfono- en un servicio de reparaciones no oficial.

Este botón permite, en dichos modelos, utilizar el sistema de pago por móvil Apple Pay, que se apoya en la lectura de la huella dactilar, ya que cuentan con la tecnología NFC. El iPhone 5S, aunque también tiene Tounch ID, no permite sin embargo pagar con este sistema y no se ve afectado por este error. 

Si un iPhone 6 dañado termina en un taller no autorizado por Apple y allí se manipula o sustituye el botón, la posterior actualización del sistema operativo detecta un componente no estándar y bloquea el dispositivo, lo que lo deja prácticamente inservible.

¿Por qué sucede esto?

Existen varias teorías que apuntan a que se trata de una maniobra de la compañía para penalizar a los usuarios que acuden a centros de reparación no oficiales. Sin embargo, este error sólo afecta al teléfono cuando ha sido manipulado el Touch ID; es decir, no ha sucedido en otros casos en los que los propietarios remplazan otros componentes, como las pantallas o las baterías.

Según Apple, este problema con el botón de inicio "responde a una comprobación de seguridad diseñada para proteger a los clientes". Y no se trata de algo nuevo: este problema lleva enfureciendo a algunos usuarios que lo han sufrido desde al menos 2014.

Tal y como apunta el periodista británico especializado Charles Arthur en su blog, las razones que aporta la compañía son las más plausibles, aunque mal explicadas: "Apple ha hecho un mal trabajo en comunicar los riesgos de remplazar cualquier parte del sistema de identificación táctil", comenta.

Otros expertos critican, sin embargo, que este comportamiento -matar el teléfono a distancia al actualizar su sistema operativo- reabre el viejo debate sobre la inviolabilidad y la seguridad de los datos del usuario, y del control efectivo que tiene éste sobre los dispositivos que adquiere.

¿Qué más dice Apple?

En un comunicado, la compañía también añade que "iOS [el sistema operativo de los iPhone] comprueba que el sensor del Touch ID del iPhone o iPad se ajusta al resto de componentes del dispositivo".

"Si iOS encuentra un error de correspondencia", prosigue el comunicado, "la comprobación falla y Touch ID, incluso para uso de Apple Pay, se desactiva". "Esta medida de seguridad es necesaria para proteger el dispositivo y evitar que un sensor táctil ID fraudulento sea utilizado", prosigue, y finaliza: "Si un cliente se encuentra con un error 53, le animamos a ponerse en contacto con el soporte técnico de Apple".

¿Se puede desbloquear o reparar?

La única forma de poder recuperar la funcionalidad del teléfono es, en el caso de que hubiera cambiado el botón completo, recuperar el viejo y volver a instalarlo, dado que ése es el único que el dispositivo va a identificar. El problema no puede solucionarse mediante software.

La compañía sostiene que esta medida es la manera de poder garantizar la seguridad de los datos de carácter personal de los usuarios.

¿Y los datos que guardo en el teléfono?

Pero, ¿qué pasa con los datos -fotos, contactos, mensajes...- almacenados en el dispositivo? "El aparato y lo que hay dentro es propiedad del dueño, del que lo ha comprado", afirma Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, que añade que "la compañía no debería poder destruirlo para salvaguardar la seguridad del usuario, porque esto implicaría una desprotección total del mismo -que no está obligado a hacer copias de seguridad- y, además, el daño puede ser irreparable porque los contenidos no se pueden tasar".

¿Por qué es noticia ahora?

El diario británico The Guardian publicó recientemente las quejas de varios usuarios, que se lamentaban de que si bien la compañía sabe que este error puede suceder, no avisa a los usuarios de los iPhone 6 de esta posibilidad. Algunos de los afectados denuncian, además, que en muchos casos no cuentan con un servicio técnico oficial de Apple cerca de donde se encuentran si necesitan realizar reparaciones en el teléfono.

Ya el pasado año algunas publicaciones especializadas alertaban de este problema. Pero es ahora cuando Apple, que incluye ya el 53 en su lista de errores, ha decidido confirmar la vinculación de este problema con la manipulación no autorizada del Touch ID, aunque sólo después de que la prensa generalista destapara el problema.

¿Es un asunto denunciable?

"La excusa de Apple no tiene ni pies ni cabeza ya que lo que podría hacer la compañía es, por seguridad, simplemente inhabilitar la realización de pagos con el dispositivo afectado, sin necesidad de condenarlo definitivamente", sostiene Sánchez. "Lo que parece que quiere Apple es que la gente vaya a sus servicios técnicos exclusivamente", sostiene, y añade: "Creo que Apple está intentando introducir la exclusividad en la posibilidad de reparar una pieza del teléfono".

No obstante hay que insistir que este error sólo se da al modificar o cambiar el Touch ID, no las baterías, la pantalla o cualquier otro componente.

Sánchez, además, recuerda que la compañía tendría que avisar claramente de la posibilidad del error 53, es decir, que la manipulación no autorizada de parte del terminal implica su destrucción. "Se puede alegar una vulneración legal por parte de Apple, que inutilice el teléfono por acudir a un servicio técnico que no es el suyo atenta contra la normativa de competencia y tanto la Comisión Nacional de Competencia como las autoridades de defensa del consumidor podrían intervenir, al limitar los derechos del afectado como tal", comenta Sánchez, que concluye: "Aunque no nos ha llegado ninguna denuncia, estamos estudiando presentar nosotros una, queremos que se abra el debate y que las propias administraciones reaccionen".

¿Realmente Apple lo hace a propósito?

Este error se deriva de un protocolo de seguridad de iOS para, precisamente, garantizar la máxima robustez del mismo e impedir que alguien introduzca una "tercera capa" entre el dispositivo y la huella. Consultado por EL ESPAÑOL, el experto del sitio especializado Applesefera Pedro Aznar se pregunta si no se trata en el fondo de un error de la compañía a la hora de manejar este protocolo. "Apple no se ha pronunciado, en realidad, sólo ha informado de forma muy abierta de que el problema se produce por su sistema de seguridad", comenta. 

Aznar cree que la compañía podría dar la vuelta a los argumentos en su contra precisamente presumiendo de su seguridad. "No hay nadie que sea más seguro que ellos", añade. "Eso sí, creo que el contenido del teléfono afectado debería ser recuperable", sostiene este experto. "Me da la impresión de que todo esto ha pillado por sorpresa a Apple y tendrá que reaccionar". "Seguro que habrá una campaña para recuperar los datos de los afectados, creo que alguna medida de este tipo se hará en un futuro", aventura.

Ante un error 53, Apple recomienda ir a un servicio oficial.

Ante un error 53, Apple recomienda ir a un servicio oficial. Reuters