Elecciones generales

Lo que el hípster del PP no sabe: Rajoy prefiere el petróleo a las ballenas

El último vídeo electoral del PP choca con los ecologistas, que creen que el Gobierno puso en peligro el mayor santuario de cetáceos.

El buque de prospección Rowan Renaissance junto al de Greenpeace.

El buque de prospección Rowan Renaissance junto al de Greenpeace.

"Que yo sepa… Rajoy no tiene nada en contra de las ballenas ¿no?". Esto es lo que dice Raúl, un votante hípster del PP a sus amigos al final del último vídeo electoral de los populares. La elección no ha sido muy afortunada para algunas de las principales organizaciones ecologistas, que recuerdan con cierta amargura que durante esta legislatura el Gobierno dio luz verde a las prospecciones petrolíferas de Repsol precisamente en las aguas canarias, todo un santuario mundial de estos cetáceos.

"No sólo no tiene nada en contra de las ballenas, es que ha hecho todo lo posible por aniquilarlas", comenta a EL ESPAÑOL Julio Barea, portavoz de Greenpeace España. "El ejemplo más claro está aquí mismo, con las prospecciones de petróleo que autorizó en aguas de Canarias, uno de los mayores santuarios del mundo, ¡del mundo!, de ballenas", afirma, y recuerda que a Rajoy "no le tembló el pulso" para permitirlas. Concretamente, 28 de los 87 tipos de cetáceos que existen en el mundo habitan en la zona.

Por su parte, Juan Carlos del Olmo, secretario general de WWF España, cree que "esta legislatura no se ha caracterizado precisamente por una especial protección a la biodiversidad". "Es verdad que en lo poco en donde ha habido avances en medio ambiente ha sido justamente en protección del medio marino", recuerda este responsable a este diario, "porque se ha pasado de la protección del 0,5% de la superficie marina al 8%". Esta superficie corresponde a los Lugares de Interés Comunitario (LIC), de reciente creación, como el Banco de Galicia, los Volcanes de fango del Golfo de Cádiz, el Canal de Menorca o el Sur y Oriente de Fuerteventura y Lanzarote, entre otros.

"El LIC de las aguas al este de las Canarias venía impuesto por Bruselas", apunta desde Greenpeace Barea, que asegura que el Gobierno "incluso ha estado intentando retrasar todo lo posible la declaración, porque de haber declarado esa zona bajo protección las prospecciones no hubieran sido posibles".

Juan Carlos del Olmo asegura que, precisamente, "la única oportunidad que ha tenido el Gobierno de proteger un área importante para las ballenas ha sido la zona en donde se estaban realizando las prospecciones petrolíferas de Repsol en Canarias". Desde WWF iniciaron una campaña para instaurar un santuario de ballenas, porque el Gobierno declaró una de las 10 zonas protegidas un área entre Lanzarote y Fuerteventura, "pero dejó fuera una zona importantísima de ballenas, en donde habitan cerca de una treintena de cetáceos, el sitio con más diversidad de estos mamíferos en toda la Unión Europea”, afirma.

De hecho, parte de la zona está incluida como LIC marino, pero no la franja en donde la petrolera tenía previsto realizar perforaciones, que a día de hoy no goza de medida de protección alguna. Y eso que, según WWF, utilizaron un informe del propio Gobierno en el que destacaban el gran interés ecológico de esta zona.

Freno en el Senado

A principios de este año, justo después de que Repsol anunciase que abandonaba las prospecciones petrolíferas en Canarias por no haber encontrado hidrocarburos comercializables, el Senado rechazó una moción del Grupo Mixto, apoyada por el PSOE, en la que se solicitaba pedir al Gobierno la creación de un santuario de ballenas al este de las islas de Fuerteventura y Lanzarote. La moción se encontró con el muro del PP.

La Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado, reunida el 7 de octubre, rechazó con los votos populares la propuesta, que pedía la creación de un espacio "donde las actividades humanas respeten las poblaciones de cetáceos". Esta moción fue contestada mediante una enmienda de sustitución, también fechada el 7 de octubre, en la que el Grupo Parlamentario Popular pedía que la Cámara Alta instara al Gobierno a "continuar analizando áreas para declarar como espacios marinos protegidos, entre las cuales se tenga en cuenta las zonas importantes para las poblaciones de especies marinas como los cetáceos".

Si Rajoy realmente se compromete de verdad con las ballenas, que se comprometa a crear este santuario

Desde WWF lamentan que el PP ha estado boicoteado constantemente la protección del gran santuario de ballenas en Canarias. "No hay explicaciones, quizá es porque tienen miedo por si hay algún tipo de derechos adquiridos por la empresa, para posibles prospecciones en un futuro", apunta Del Olmo, quien pide a Rajoy que "si realmente se compromete de verdad con las ballenas, que de su palabra de crear este santuario".

En la última legislatura, entre el 12% y el 20% de la superficie marina española tiene o ha tenido proyectos de prospecciones, según datos de esta ONG. "No digo que haya una actitud negativa contra las ballenas, pero tampoco ha habido una actitud positiva o proactiva, ya que el único proyecto que ha tenido encima de la mesa sobre el santuario de ballenas, apoyado además por prácticamente todos los partidos, se han encargado de frenarlo", afirma el portavoz de WWF.

Por otro lado, en Greenpeace denuncian que "España tampoco está haciendo los deberes en temas de pesca de arrastre, que si bien no afecta directamente a las ballenas sí que lo hace a muchas especies de las que se alimentan estos mamíferos marinos". "No es que amen a las ballenas", insiste Barea, "es que han estado a punto de cargarse el mayor santuario de ballenas del Atlántico".