BocaLista

Comer bien no es cuestión de dinero. Sabemos cómo disfrutar de la gastronomía más sofisticada sin renunciar a los productos más primarios.

Una de las tapas que puedes encontrar en el restaurante El Horno. /

Una de las tapas que puedes encontrar en el restaurante El Horno. / Rte. El Horno

Paseíto por Zamora: tapas y buen vino

La traición de Vellido Dolfos, la escultura de Viriato y una caja de galletas Reglero no son ya la única tarjeta de presentación para Zamora. El tapeo y la Semana Santa se han convertido en el nuevo reclamo de una ciudad que ha hecho del Románico su gran reclamo. Los bares han puesto en valor al cimborrio de la Catedral. Si te gustan los bares y no crees en las prisas, ésta es tu ruta.

1.- Antojo Café-Bar. C  Juan II, 21. Tlf. 980 040 014 / 615 668 338

Interior del local. /

Interior del local. / Antojo Café-Bar

¡Lugar de zamoranos! No es el típico bar donde encuentres cientos de tapas bajo un cristal, ya que cada una de ellas se elabora al momento. No te puedes ir sin pedir un Calimero –pequeño bocadillo de pechuga de pollo en salsa– o un Morciburguer. Excelente presentación. Si vas con amigos bien puedes pagar una ronda, pues los precios son razonables. Ángel, su propietario, conoce bien el negocio de la hostelería puesto que le viene de familia. Genial la selección de vinos de Toro.

2.- La Flaca Bar Restaurante. C / Cervantes, 7. Tlf. 980 515 642

Una deliciosa tapa de La Flaca. /

Una deliciosa tapa de La Flaca. / La Flaca Bar Restaurante

¡Atención curiosos! Demuestren su capacidad de disfrutar del noble arte del tapeo. Aquí las tapas son generosas y las sirven frías y calientes. Entre las primeras, el carpaccio de bola ibérica con emulsión de tomate y vinagreta de sésamo negro y cebollino es una verdadera delicia. Y para los buscadores de una buena croqueta, las mini croquetas de boletus y trufa son un bocado delicioso. La caña, bien tirada. Y si prefieres cervezas artesanas también cuentan con una interesante selección, lo mismo que si prefieres regar tu tapa con un buen vino de la zona.

3.- Bar Alfres. C / Santa Teresa,14, Tlf. 647 156 066

Pequeño bar tradicional en la ruta del tapeo zamorano y muy apreciado por los amantes del clásico pincho moruno, su atractivo más destacado. Otro aliciente para visitar este sencillo local son sus raciones de jeta, callos o morro. Para estómagos resistentes.

4.- Kalima. C / San Andrés, 1.

¡Al pan pan! Bar especializado en tostas y entrepanes realizados con finas rebanadas de hogaza tradicional. Utilizan pan de corteza bien cocida y miga esponjosa bien amasada. Los “cojonudos” son la tapa estrella, un bocadillo de jamón sobre fondo de cebolla caramelizada y pimiento con chorizo zamorano al tinto de Toro. Las croquetas también son muy apreciadas por sus fieles clientes.

5.- La Pinta de Oro.  C / de la Amargura 2. Tlf. 980 524 771

La barra de esta clásica cervecería. /

La barra de esta clásica cervecería. / La pinta de oro

Lugar perfecto en días de partido. Este local es una cervecería clásica. Además, es el punto de reunión a la hora del aperitivo porque siempre te encuentras a alguien. Buena y variada carta de cervezas nacionales, extranjeras y artesanas de la zona que acompañan a una carta de tapas de calidad, elaboradas a base de pulpo, mejillones rellenos, ensaladilla rusa o los famosos figones; un bocado hecho de masa de pan rellena con jamón, queso y chorizo.

6.- Bar Lobo (El Rey de Los pinchos).  Horno de S. Torcuato, s/n. Tlf. 980 534 165

Algunos de los manjares de los

Algunos de los manjares de los Bar Lobo

Una de las áreas más típicas de tapeo zamorano es la conocida por el nombre de la zona de “los lobos”. Esta denominación se refiere a que existen varios locales vinculados a la familia “Lobo” cuyos miembros popularizaron décadas atrás los famosos pinchos morunos. En todos ellos, si ves el rotulo “Lobo” o pinchos morunos seguro que aciertas pidiendo un pincho de ternera recién hecho a la brasa. En “el Lobo, el rey de los pinchos” te sorprenderá el grito de guerra del camarero: “uno que sí, dos que no”, al dar la orden a la cocina sobre un pedido.

7.- Bar Chillón. C / de Diego de Ordax, 6. Tlf. 980 515 087

Una  de las raciones de este establecimiento. /

Una de las raciones de este establecimiento. / Bar Chillón

Herederos de una familia propietaria de un bar "de toda la vida”, también denominado Chillón. Es referencia obligada para los amantes de la tortilla. Este pequeño bar es grande por su tortilla en salsa de callos, un pincho tradicional pero con texturas de vanguardia. El pimentón, presente en la salsa, está trabajado de forma sublime. Buenas raciones. Todo el mundo que acude suele preguntar por la posibilidad de llevarse un tarrito de salsa. En verano la terraza es una delicia.

8. El Horno. C / de Renova, 11. Tlf. 980 517 987

Uno de los platos de este local. /

Uno de los platos de este local. / El Horno

Este local se abrió hace años en lo que fuese la antigua librería papelería Horna. Situado cerca de la plaza mayor, es un lugar modesto pero con sabor. ¿Qué pedir? Resulta difícil pues las tostas son deliciosas y de calidad, los calamares fritos, aunque sin duda las croquetas son el punto fuerte, deliciosas las de bacalao. Te las puedes llevar a casa por encargo. Este lugar también es restaurante.

9.- La bici verde. Plaza de Santa Eulalia, 2. Tlf. 980 983 884

Interior del restaurante. /

Interior del restaurante. / La bici verde

Café Bistro de reciente apertura dentro de los circuitos de tapeo. Tiene una carta poco convencional formada por tapas frías, compuestas por embutidos de la zona de calidad y las calientes, sin olvidar las tostas sobre pan zamorano. Sorprenden las tostas de bacalao, la morcilla en tempura, el tataki de atún, el solomillo de ciervo. Si la carta no te convence, Jaime, su dueño, que le gusta innovar y salirse de lo común, te da la posibilidad de ofrecerte una tapa sorpresa.

10.- Bar La Sal. C / Herreros, 34. Tlf. 615 632 336

Es el lugar de moda de la calle de los Herreros, en la Plaza Mayor, otra zona emblemática del tapeo zamorano. Bien decorado y con una cuidada puesta en escena. Su éxito radica en que su oferta es diferente, por eso siempre encontrar un hueco es complicado. Las tapas se elaboran a la vista del público y la carta se prepara según la estacionalidad de los productos. Son un capricho las alcachofas, las elaboraciones con tomate, los quesos, el jamón o los escabeches de bonito o de atún. Pero sin duda, la tapa estrella son los garbanzos con boletus de Sanabria, se acaban rápido.

Y de propina… una Historia de Amor.

11.- Vinoteca El Buen Amor.  C / Herreros, 12. Tlf. 692 570 956

Vista panorámica del interior del establecimiento. /

Vista panorámica del interior del establecimiento. / Vinoteca El Buen Amor

Los dueños son bodegueros y si se reserva con antelación te organizan en su bodega de Sanzoles, localidad próxima a Zamora, catas y almuerzos. Entre paredes de piedra, este local de la calle de los Herreros es un referente para catar junto con un buen queso zamorano, vinos diferentes que son propios de la bodega. Trabajan bien las tapas con garbanzos como ingrediente principal, las carrilleras y casi nunca falta una buena tortilla de patatas, su carta de tapas supera la veintena de posibilidades.