Accidente aéreo

Los equipos de rescate localizan la cabina del helicóptero militar siniestrado

Pedro Morenés ha informado del hallazgo a los familiares de los tres militares desaparecidos. Podría aportar claves para dar con los efectivos.

Uno de los buques que participa en el operativo.

Uno de los buques que participa en el operativo.

  1. Ministerio de Defensa
  2. Ministerios
  3. Ejército

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha comunicado a las familias de los tres militares desaparecidos que los equipos de rescate han hallado los restos de la cabina del helicóptero. Los equipos la encontraron pasado el mediodía de este miércoles y, a las 15.30, se produjo el encuentro entre el ministro y los familiares. La información, adelantada por la agencia ATC Press, fue confirmada por un portavoz de Defensa en conversaciones con EL ESPAÑOL. Se espera que el hallazgo sirva para obtener pistas del paradero de los efectivos, aunque la cabina todavía está por rescatar del fondo del mar, a unos 45 metros de profundidad.

Según un portavoz de Defensa, Morenés trasladó textualmente la siguiente información a las familias: "A las 13:41 horas el juez togado territorial de Las Palmas, que se encuentra embarcado en la zona del accidente, me ha llamado para comunicarme que ha levantado el secreto de las actuaciones para informar de que se ha encontrado e el fondo del mar la cabina del helicóptero del 802 escuadrón siniestrado. El juez me informa de que va a proceder a su izado con todas las precauciones necesarias, mencionando que en estos momentos hay malas condiciones de mar en la zona".

Un tirador de élite para disparar a los tiburones

El hallazgo se produce tras confirmarse la existencia de nuevas dificultades en los trabajos de rastreo. Entre ellas, la presencia de tiburones. Fuentes del Ministerio de Defensa indican que una veintena de buceadores que trabajan en la zona han tenido que hacer frente a este contratiempo. Un tirador de precisión de la Armada les ha acompañado a bordo de una zodiac para protegerlos de los ataques de los escualos. La labor del tirador se ha visto complicada, además, por la marejada registrada en este área.

Las Fuerzas Armadas intentarán este jueves izar a la superficie la cabina, una tarea "compleja", que además dificultan las condiciones del mar. 

Según ha podido saber EL ESPAÑOL, los equipos lograron recuperar este martes algunos restos del helicóptero siniestrado, un Super Puma del Servicio Aéreo de Rescate. El suceso tuvo lugar el pasado jueves, 22 de octubre, cuando la aeronave se estrelló por motivos que aún se desconocen. Los tres militares que viajaban a bordo -el capitán José Morales Rodríguez, el teniente Saúl López Quesada y el sargento Jhonander Ojeda Alemán- procedían de Senegal, donde habían participado en una misión bilateral de adiestramiento de tropas, y se dirigían a la base aérea de Gando. Tras el accidente, las primeras informaciones apuntaban a un rescate de los efectivos, afirmación que después fue desmentida.

La hipótesis del secuestro

Desde esta base esperan novedades las familias de los tres desaparecidos. “Creemos que están secuestrados”, señaló el padre del sargento Ojeda en una entrevista emitida en la cadena COPE. Precisamente, esta es una de las hipótesis con las que trabaja el Ministerio de Defensa. Pedro Morenés, que también se encuentra en la base de Gando coordinando la operación, señaló el domingo en rueda de prensa que están llevando a cabo “labores de inteligencia” en relación con un posible secuestro.

Los equipos de rescate consideran fundamental encontrar la cabina de la aeronave siniestrada, que todavía permanece desaparecida, para obtener pistas sobre el paradero de los tres militares. La investigación, no obstante, se encuentra bajo secreto de sumario, tal y como decretó el titular del Juzgado Togado Militar número 52 de Las Palmas, al frente del caso.

La investigación se está centrando en tres zonas. La primera, en un área de 20 por 20 kilómetros, se centra en los restos de la aeronave accidentada. Es aquí donde los submarinistas están encontrando problemas con la marejada y los escualos. La segunda, en un área de 400 por 60 kilómetros, en el que las autoridades rastrean todas las naves en busca de posibles indicios. Y la tercera, en la que se estudian los movimientos en los principales puertos de la región.

El Gobierno español ha agradecido al marroquí su colaboración en las labores de rescate, que ha aportado varios buques y aeronaves para este operativo.

Mapa del operativo desplegado por la zona.

Mapa del operativo desplegado por la zona.