Todavía queda un mes para que los madrileños acudan a las urnas, pero la sensación es que llevamos de campaña electoral toda la vida. Los comicios en la comunidad autónoma acaban siendo un poco los de España entera, mediáticamente hablando. Y es que todo lo que ocurre en la capital acaba traspasando fronteras en los medios de comunicación para hastío, las más de las veces, del resto de españoles que no se juegan nada el 4 de mayo.

Noticias relacionadas

Se ha convertido en algo normal, en este contexto, que las andanzas de Díaz Ayuso, Gabilondo, García, Val, Monasterio e Iglesias ocupen buena parte de los informativos en plena precampaña. Sin embargo, no todos estarían saliendo en antena el tiempo que les correspondería, si nos ceñimos a la denuncia pública que están llevando a cabo desde Podemos en los últimos días, con su portavoz en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, a la cabeza.

Simpatizantes de la formación morada, como el periodista Juan Miguel Garrido, se han quejado de que en la primera edición del Telediario de Televisión Española que se emitió el pasado lunes no había "ni rastro del candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid", añadiendo que el único momento en el que se le nombra es para decir que es el peor valorado de los candidatos y que, además, la nota de la candidata de Más Madrid, Mónica García, también está invisibilizada:

Fueron muchos más los simpatizantes que se unieron a las críticas a raíz de la publicación de Juan Miguel Garrido, pero minutos antes de su hilo Echenique ya había publicado su propia queja en Twitter. "Han sacado a todos los candidatos de Madrid menos a Pablo Iglesias", ha escrito, añadiendo irónicamente que "no sabemos si por orden de Felipe VI, como cuando despidieron al rotulista, o por qué".

Finalizaba Echenique el tuit donde mostraba su descontento señalando que lo que sí saben en la formación morada "es que ese telediario está pagado con dinero público", una frase que, precisamente, va en sintonía con los argumentos que esgrimen los críticos con la gestión de Televisión Española que llevan tiempo denunciando que no está garantizada su imparcialidad:

Por esta similitud de discursos, un tanto paradójica, los tuiteros se han tomado directamente a broma la apreciación de Echenique y sus críticos han aprovechado la ocasión para burlarse abiertamente de él con mensajes como estos:

Todo apunta a que este no será el último análisis de medios de Echenique con relación a las elecciones madrileñas, nos tememos.