Desde que comenzó el estado de alarma los bulos están a la orden del día. Se alimentan tanto de la mala baba como de la inocencia de la gente que los recibe y los comparte en las redes sociales hasta que se dan por ciertos a base de repetirse. Uno de los últimos que se ha popularizado llega en forma de vídeo, asegurando que la Policía Nacional había prohibido a unos ciudadanos llevar banderas de España por la calle. 

Noticias relacionadas

Las imágenes están grabadas en Sevilla esta misma semana y muestran a los agentes hablando con varias personas que llevaban la enseña nacional y estaban haciendo una concentración en la Plaza Nueva de la ciudad hispalense, donde se sitúa el ayuntamiento. El hombre que capta el momento asegura que "en España no dejan banderas españolas" y llega a decir que "esto ya es una dictadura".

El vídeo se ha difundido en las redes sociales y uno de los perfiles por los que ha multiplicado sus reproducciones ha sido gracias al cantante José Manuel Soto. Este, sin cuestionar la veracidad de las imágenes, escribía que "parece ser que no dejan salir a la calle con banderas de España. Yo, a partir de hoy, todas las gestiones las haré envuelto en mi bandera roja y gualda. Ya me están tocando los cojones más de la cuenta":

No fueron pocos los tuiteros que le afearon a Soto la difusión de la noticia falsa que incluso la Policía sevillana tuvo que salir a desmentir públicamente.

Una concentración ilegal

Unas 14 personas participaban el pasado martes 12 en la concentración careciendo de autorización para celebrarla e incumpliendo, asimismo, las restricciones del estado de alarma. Varias portaban banderas nacionales con crespones negros en señal de luto y se manifestaban en contra del Gobierno central.

Los agentes se personaron en el lugar y, según fuentes policiales consultadas por Europa Press, se limitaron a informar a los presentes de que no podían realizar la movilización por no contar con permiso y estar limitados los movimientos por el decreto gubernamental, con lo que tendrían que disolverse.

En ese momento algunos censuraron que se les prohibiese enarbolar la bandera y la Policía les aclaró que eso nada tenía que ver con su apercibimiento. Solamente un manifestante se mostró más rebelde a la hora de acatar las instrucciones policiales y los agentes tuvieron que tomarle los datos, pero finalmente accedió a cumplir con las órdenes, así que ni siquiera se les sancionó por lo ocurrido.

[Más información: Una diputada cae en un bulo y da el pésame por la 'muerte' de Jordi 'El Niño Polla']