El 24 de abril de 1972 se emitió por primera vez Un, dos, tres... responda otra vez, un programa que revolucionó la forma de hacer televisión en nuestro país de la mano de su creador, Narciso Ibáñez Serrador, el mismo que hace algunas semanas recogía el Goya honorífico a toda su carrera detrás de las cámaras. Fue el primer formato español que aunó los concursos de preguntas y respuestas, los de habilidad física y los de carácter psicológico, y también el primero en traspasar nuestras fronteras.

Noticias relacionadas

Aunque lo habitual era que tomaran parte del concurso personas ajenas al mundo del espectáculo, en ocasiones los famosos participaban en programas especiales para recaudar fondos. Uno de ellos logró reunir en el plató de Televisión Española a la pareja formada por Alaska y El Fary junto a Dyango y Daniela Romo, y Paloma San Basilio y Bertín Osborne. ¿Qué podía salir mal? Fue el 30 de marzo de 1984 cuando se emitió esta joya de nuestra historia televisiva dedicada, en esa ocasión, al mundo del disco. 

La presentadora, Mayra Gómez Kemp, recibió a la pareja señalando que, quizás, podría sorprender al público la unión de dos artistas tan distintos, a lo que El Fary replicó diciendo que eran "la más idónea" y que Alaska era su "hermana". Se permitió, además, hacer el chiste cuñado de la noche con el nombre de pila de la cantante: "Olvido, que no se te olviden las cosas". Minutos más tarde veremos cómo le cogen las soberbias. 

Viva el vino

La pareja ganadora de la noche donaría todo el dinero recaudado en el concurso al Monte Pío de la Sociedad General de Autores, la SGAE, explicaba Gómez Kemp antes de dar paso a la azafata que traía las preguntas, Pat Ondiviela. La chica les deseó "mucha suerte" y El Fary, como era de esperar, soltó otra nueva gracieta, esta vez bastante machista e impensable en la televisión de hoy en día: "Suerte la de tu novio", le espetó entre las risas del plató. 

La suerte estaba echada y El Fary parecía confiado. El tema era sencillo, utensilios para comer y beber; pero no debió de entenderlo muy bien y soltó un "vino" que mereció quedarse para la posteridad. No tardaron en salir a escena las Tacañonas, las hermanas Hurtado, para decirle que empezaba mal. Silvia Marsó, ejerciendo de azafata contable, les recordó que solamente habían conseguido las primeras 25 pesetas gracias al despiste del cantante. 

El Un, dos, tres... nació siendo Adolfo Suárez director general de Radiodifusión y Televisión como respuesta a las críticas a una televisión pública que no emitía suficientes contenidos culturales. Se emitió un total de 17 años en cinco temporadas: 72-73, 76-78, 82-88, 91-94 y 2004. 

[Más información: La demostración de que El Fary y Bisbal podrían bailar como nadie hasta la música del telediario]