"A lo largo de los años este hombre ha amado cada curva, cada michelín y cada estría de mi cuerpo. Nunca he entendido por qué." Así comenzaba el post que Jasmine Jazzy Owens compartía en Instagram junto a una foto en la que aparecía con su marido Keenen. Los dos habían sido retratados en la playa, sonrientes, cogidos de la mano y en traje de baño. Jazzy, que reside en Honolulu junto a su marido y sus dos hijos, utilizaba la fotografía para reflexionar sobre lo que supone estar casada con alguien con una figura mucho más espectacular que la tuya.

"¿Cómo podría él querer a alguien que no es perfecto? Cómo podría un hombre que nació estando en forma ¡amar a alguien como yo!", se preguntaba esta joven de 25 años. Sin embargo, Jazzy indicaba después que había logrado querer a su cuerpo tal y como es, y había entendido que a su marido también le gustase: "¡¡Ahora veo que tengo el cuerpo perfecto!! Cada rollo, cada curva y cada una de mis marcas son perfectas para hacernos felices a los dos". 


Desde que publicase la imagen el pasado 2 de junio la reflexión de Jazzy ha recibido más de 89.000 'Me gusta' y, en la sección de comentarios -que superan los 3.900-, ha generado un importante debate sobre el modo en que la sociedad suele juzgar el cuerpo de un hombre, en contraposición a cómo se juzga el de una mujer.

Tras la repercusión de su publicación Jazzy  explicó después en declaraciones a varios medios que, tras lidiar durante años con sus inseguridades y superar un episodio depresivo, había decidido compartir públicamente su historia para animar a otras mujeres en su misma situación. "Durante años la imagen negativa de mi cuerpo ha impedido que disfrute de la vida junto a mi marido y mis hijos", señalaba. "Y estaba harta de esconderme del mundo". 

Aunque muchos han agradecido su gesto, Jazzy también ha compartido en su cuenta de Instagram los comentarios negativos que ha recibido. Mientras unos indicaban que su marido seguramente estaba siendo infiel o que estaba con ella solo por interés, otros recordaban que su condición física no resulta saludable. En una de las capturas que ha publicado la joven en Instagram puede leerse. "Solo porque seas gorda no quiere decir que te dediques a promover el no estar en forma. Estás dando el peor ejemplo posible a las mujeres jóvenes". 

En declaraciones a la BBC Jazzy recordó que, en un principio, este tipo de comentarios consiguieron hacerle mucho daño, pero que su marido y muchos otros usuarios anónimos quisieron que continuase en la misma línea y no se sintiera avergonzada. "Aunque me asusta que todo el mundo pueda verme -señalaba la joven- también me hace feliz saber que ya no me esconderé nunca más".

"Eres más que ese número" puede leerse en el mensaje escrito por Jazzy en una báscula.