Las plataformas de streaming y canales de pago han estrenado tantas series en los últimos años que es inevitable que la lista de las series pendientes, esas a las que no llegamos y nos cuesta encontrar hueco, siga creciendo sin parar. En el caso de HBO, el caso es todavía más extremo. La marca que se hizo un nombre en el industria con el eslogan “no es televisión, es HBO” es responsable de muchas de las mejores series de los últimos treinta años

Noticias relacionadas

Si has llegado hasta aquí esperando que te recomendemos las series que han convertido a la marca de Warner en el hogar de las series de prestigio, lo sentimos: Los Soprano, Sexo en Nueva York, Juego de Tronos, Hermanos de sangre y The Wire no aparecerán en este repaso al rico y variado menú seriéfilo que tiene HBO en sus archivos. Quien haya querido ver esas series, ya lo ha hecho, y el que no, no va a hacerlo ahora porque se lo digamos nosotros. Todas ellas son fundamentales para entender el salto cualitativo de la ficción episódica en los últimos treinta años. 

Tampoco encontraréis series que sigan en emisión. Barry, Succession, Insecure o Euphoria. Los criterios de selección han sido sencillos, además de intentar abarcar diferentes géneros y estilos, todas son series de producción original de la plataforma, de gran calidad y una historia ya cerrada. No están todas las que son, pero son todas las que están.

10. 'Oz' (1997-2003)

'Oz'. HBO

Temporadas: 6
Episodios: 56

De todos los clásicos de HBO, la ficción carcelaria creada por Tom Fontana (Homicidio) es una de las series más influyentes y, curiosamente, ignoradas de su catálogo. Oz llegó a la parrilla del canal de pago antes que Sexo en Nueva York y Los Soprano, dos series que cambiaron para siempre el medio. En su predecesora estaban presentes muchos de los elementos que acabarían caracterizando a la marca de Warner: una historia adulta, violenta, descarnada y nada complaciente. Ninguna otra cadena de televisión podría haber emitido en los 90 este retrato salvaje sobre la vida en prisión. A medio camino de la esperanza y la desesperación, la rehabilitación y la condena eterna, y la brutalidad y el corazón escondido de sus guardias y presos, Oz es una joya que debemos conocer para entender de dónde viene la televisión que hemos consumido la dos últimas décadas.

9. 'En terapia' (2008-2010)

Gabriel Byrne. HBO

Temporadas: 3
Episodios: 106

2021 es el momento perfecto para descubrir esta adaptación de una serie israelí que está a punto de volver a HBO con Uzo Aduba (Orange is the new the black) al frente de una nueva consulta. En la serie original, Paul Weston (Gabriel Byrne) tiene citas de lunes a jueves con diferentes pacientes (a los que volvemos a ver durante varias semanas). El viernes él se sienta al otro lado del diván y se enfrenta a sus demonios personales con la ayuda de otra colega, Gina (Dianne Wiest).

En terapia es un drama fascinante que te permite sumergirte en la psique humana en breves y demoledoras dosis de 25 minutos por consulta. Sus episodios no son ni más ni menos que dos actores hablando de las miserias del ser humano. Pero qué actores… y qué miserias. Mia Wasikowska, Debra Winger, Josh Charles, Dane DeHaan, Blair Underwood, Hope Davis, Irrfan Khan, Alison Pill o John Mahoney son algunos de los extraordinarios secundarios que se sienten en el mejor consultorio psicológico de la televisión.

8. 'Chernobyl' (2019)

Temporadas: 1
Episodios: 5

La miniserie de HBO y Sky es una mirada cerebral y sorprendentemente sutil a una de las mayores tragedias causadas por el hombre en el mundo contemporáneo. Gracias a la didáctica, pero nunca plomiza labor detrás de las cámaras del guionista Craig Mazin y el director Johan Renck entendimos cómo se fraguó el desastre nuclear y qué pasó en la caótica gestión posterior por parte de un gobierno que, por temor a reconocer su error, condenó a millones de sus ciudadanos. Chernobyl llegó a nuestras vidas antes de que el mundo se enfrentara al coronavirus. Echando la vista atrás es imposible no encontrar paralelismos entre ambas catástrofes. Solo se puede reprochar una cosa: su decisión de rodar esta historia con actores anglosajones resta un ápice de autenticidad a una producción impecable. Si dejamos pasar este detalle, nos encontraremos con un controlado pero estoico Jared Harris (Mad Men) que firma la interpretación de su vida.

7. 'Girls' (2012-207)

Las protagonistas de 'Girls'. HBO

Temporadas: 6
Episodios: 62

Que la irregularidad de alguna de sus temporadas y la polarizante relación de su creadora y protagonista, Lena Dunham, con la audiencia y los medios de comunicación no nos impide la ver la realidad: Girls es una de las series más influyentes, relevantes y complejas de la última década. La serie de HBO ofrece una mirada empática, compleja y sincera sobre los millenial, probablemente la primera generación de la historia que escuchó de sus padres que sus deseos, ambiciones y conflictos estaban por delante de todo lo demás. Sus detractores se rieron de ella por la (autoconsciente) confesión de Hannah Horvath en el primer episodio de la serie de que quería ser la voz de su generación. Lo sentimos, haters. En realidad lo era.

Sin Girls, es muy probable que no existieran Podría destruirte, Ramy o Insecure. Y nuestra vida no sería lo mismo sin Adam Driver, el mejor actor de su generación y 50% de una de las parejas románticas más impredecibles, complicadas y fascinantes de la televisión.

5.'Watchmen' (2019)

Temporadas: 1
Episodios: 9

Damon Lindelof obró un milagro (no será el único de la lista, avisamos) con su ejemplar adaptación televisiva del clásico de Alan Moore, un material complejo y fascinante que ya había intentado adaptar con resultados irregulares Zack Snyder con una película que tenía el look pero no la esencia revolucionaria del original. Lo más fascinante de la miniserie (en una larga lista de decisiones impactantes e ingeniosas) es que el nuevo Watchmen funciona al mismo tiempo como adaptación y como continuación del relato original.

Lindelof podría haber sido quemado en la hoguera por revisitar la mitología de un incunable de las novelas gráficas. El guionista, que se plantó en su decisión de no desarrollar una segunda temporada que HBO hubiera comprado con los ojos cerrados, nos habla de las preocupaciones de hoy, dando pie a fascinantes conversaciones sobre la raza y la comunidad LGTB+. La icónica interpretación de Regina King. La dirección del episodio This Extraordinary Thing. Todo A God Walks into Abar. Hay demasiadas razones para considerar Watchmen un clásico instantáneo.

5. 'Podría destruirte' (2020)

Temporadas: 1
Episodios: 12

La respuesta de la industria y la crítica televisiva ante el olvido flagrante de la serie de Michael Coel en la última edición de los últimos Globos de Oro confirmaron lo que ya habían dejado intuir las decenas de influyentes rankings que colocaron a la historia de Arabella como la serie más importante de 2020. Podría destruirte es la fascinante exploración del trauma que sufre una mujer después de ser recordar, procesar y aceptar que ha sido violada por un desconocido que se había cruzado en su camino en una noche de su carrera.

La miniserie de HBO y BBC es una reveladora reflexión sobre el consentimiento, un concepto que jamás había sido abordado como hace aquí la creadora de Chewing Gum. Si esa serie de Netflix había dejado entrever un talento a tener en cuenta, Podría destruirte es la confirmación de Coel como una de las voces más privilegiadas de su generación. Ahora nos toca escuchar lo que tiene que decir.

4. 'The Comeback' (2005 y 2014)

The Comeback

Temporadas: 2
Episodios: 21

Hay una serie de conceptos que, de tanto usarse, han dejado de tener sentido. El término “necesaria” es uno de ellos. “Adelantada a su tiempo” es otro, pero la realidad es que la serie creada a cuatro manos por Lisa Kudrow (en su primer proyecto después del final Friends) y Michael Patrick King (de nuevo, en su primer proyecto tras cerrar la historia de Carrie Bradshaw -hasta que llegaron las películas- en Sexo en Nueva York) se estrenó antes de que la audiencia estuviera preparada para hacer frente a personajes vulnerables, irritantes, egocéntricos, a veces malvados y en otras ocasiones profundamente humanos.

Antes de que Michael Scott llevara ese retrato al ‘mainstream’, Valerie Cherish nos recordó las posibilidades de la comedia en televisión. Nueve años después de ser cancelada en su primera temporada, The Comeback regresó a HBO con una continuación más dramática y aún más genial en la que Kudrow confirmó lo que ya se intuía: lo sentimos, Phoebe, pero esta actriz de segunda que quiere una nueva oportunidad en Hollywood y en su vida es lo mejor que ha hecho nunca la actriz.

3. 'A dos metros bajo tierra' (2001-2005)

'A dos metros bajo tierra'. HBO

Temporadas: 5
Episodios: 63

Alan Ball acababa de ganar el Oscar al mejor guion original por American Beauty, la película de Sam Mendes que quitaba la careta a la América de los acomodados suburbios. En A dos metros bajo tierra recurrió a la muerte (la disfuncional familia protagonista es dueña de una funeraria) para hablar de la vida y todas sus contradicciones. La irregularidad de alguna de sus cinco temporadas y las ocasionales concesiones al melodrama son las únicas debilidades de una dramedia negra cuyo mayor pecado fue convivir con la más mediática, accesible y normativa Los Soprano en antena. Antes de convertirse en Dexter, Michael C. Hall protagonizó el retrato más humano, sutil y digno de una persona homosexual que se había visto hasta entonces en una pantalla, grande o pequeña.

A dos metros bajo tierra es recordada a menudo por su icónico final, uno de los mejores en la historia de la televisión, pero la serie de HBO era y es mucho más que su efectivo, memorable y lacrimógeno (en el mejor de los sentidos) desenlace. Alan Ball intentó repetir la fórmula con Aquí y ahora con resultados desastrosos. Al menos True Blood, errática y desquiciada como pocas series de televisión, era divertida.

2. 'The Leftovers' (2014 - 2017)

Carrie Coon y Justin Theroux. HBO

Temporadas: 3
Episodios: 28

Damon Lindelof quedó traumatizado de su experiencia al frente de Perdidos, la serie que cambió para siempre la forma de consumir televisión. El desprecio general a su final mantuvo alejado de la televisión al guionista durante años. En su regreso con la adaptación de la novela de Tom Perrotta dejó claro desde el principio que, si lo que buscabas en su nueva serie eran respuestas, The Leftovers no era para ti. La premisa podía llevar a engaño: un día desaparece el 2% de la humanidad, sin dejar explicaciones por el camino. La serie más espiritual y profunda de HBO empieza tres años después del evento que marca un antes y un después en la vida de sus protagonistas. A Lindelof no le interesa el qué ni el por qué de lo que ha pasado, sino las consecuencias que ha tenido este azaroso evento en los que sobrevivieron a él.

The Leftovers nunca siguió el camino fácil: la primera temporada es densa, sus personajes son complicados, la narración es poco convencional e, insistimos, no tiene interés en dar respuestas. No importa. Es una obra maestra y, algo relevante en una edad de oro de la ficción episódica donde cada vez es más difícil encontrar series originales, una historia que nunca has visto antes. Nora (una extraordinaria Carrie Coon que fue ignorada una y otra vez por los premios), yo sí te creo.

1. 'Veep' (2012-2019)


Temporadas: 7
Episodios: 65

Las comedias siempre tienen que pelear por el prestigio, los premios y la relevancia. Incluso aquellas que son perfectas de principio a fin como Veep. El salto a la televisión norteamericana del ingles Armando Iannucci (Into the Loop) solo necesitó unos episodios para encontrar su tono y personalidad: el cínico, salvaje, verborreico y, por encima de todo, divertidísimo retrato de las altas esferas de la política estadounidense. Había momentos en que uno no sabía si Veep se basaba en la América de Donald Trump para construir sus tramas o si era ésta la que seguía las migas dejadas por Selina Meyer para abrazar el absurdo en la presidencia más caótica de la historia de Estados Unidos.

Julia Louis-Dreyfus consolidó su estatus de leyenda de la televisión con esta vicepresidenta que quiere más poder a cualquier precio. Selina podría haberse convertido fácilmente en un arquetipo sin recorrido pero, durante sus impecables siete temporadas en antena, la actriz, Iannucci y David Mendel (guionista de Seinfeld que se quedó al frente de la serie desde la quinta entrega) componen un personaje que va directo al Monte Rushmore de la comedia y la televisión. Sus seis premios Emmy lo acreditan.

Las mejores series

• Netflix: las 10 mejores series originales de su catálogo

• Amazon Prime Video: las 10 mejores series originales de su catálogo

• Apple TV+: las 10 mejores series originales de su catálogo

• Disney+ y Star: las 10 mejores series de su catálogo