Cuando las heridas abiertas por las acusaciones de homofobia contra David Chapelle y la filtración de los datos de visionado de El juego de calamar todavía no se han cerrado, acaba de surgir un nuevo fuego en el corazón de Netflix. Este, además, nos queda mucho más cerca: Bloomberg ha publicado que un alto ejecutivo de Netflix España y Portugal, Diego Ávalos, ha sido investigado por su compañía por comportamiento “agresivo” e “intimidante” hacia trabajadores de la comunidad LGTBIQ+ y / o padres con hijos. 

Noticias relacionadas

Las acusaciones contra el Vicepresidente de Contenido Original de España y Portugal se hicieron de forma anónima en los primeros meses de 2021, según fuentes familiares con las conductas denunciadas. La pasada primavera la propia empresa llevó a cabo una investigación interna que llegó a la conclusión de que las acciones de Ávalos habían sido “profundamente preocupantes”. El 9 de abril se redactó un documento que confirmaba las acusaciones a través de las declaraciones de un responsable de recursos humanos. 

Netflix dio a continuación una segunda oportunidad al ejecutivo con la esperanza de que “cambiara el estilo de su comunicación y liderazgo”. Según otros documentos a los que también tuvo acceso Bloomberg, se había demostrado que Ávalos había usado “un lenguaje o una actitud en varias reuniones que no apoyaban a la comunidad LGTBIQ+ y/o a los padres con hijos”.

A pesar de estas conclusiones, los máximos responsables (incluyendo a figuras tan influyentes como Bela Bajaria y Larry Tanz, cabezas de la producción original y las series en la compañía) decidieron que Ávalos seguiría en su puesto si se comprometía a demostrar una “responsabilidad y crecimiento inmediatos”. Según los mismos documentos, el ejecutivo mexicano “había reconocido que sus decisiones y comportamientos son consistentes con los valores de Netflix”, asumiendo además que “algunos miembros de la oficina española se habían sentido ansiosos e intimidados".

“Estamos comprometidos y trabajamos activamente para aumentar la diversidad dentro de nuestra plantilla de empleados, así como para asegurarnos de que Netflix tenga un ambiente de trabajo respetuoso, inclusivo y seguro”, ha declarado un portavoz de Netflix España.

La segunda polémica con el colectivo LGTBIQ+ en una semana

Dave Chapelle en el polémico especial 'The Closer'. Netflix

Los valores de la compañía respecto a la comunidad LGTBIQ+ han quedado en entredicho tras el estreno de The Closer, el cuarto especial consecutivo para el servicio de streaming en el que Dave Chappelle criticaba abiertamente al colectivo trans. Durante su monólogo, el afroamericano se declaró parte del “equipo TERF”, se puso del lado de J. K. Rowling e insistió en que “el género es un hecho”. 

Decenas de trabajadores de Netflix mostraron su rechazo frontal al especial de Chapelle, pero Ted Sarandos decidió situarse hasta en dos ocasiones del lado de uno de sus cómicos estrella. Uno de sus trabajadores decidió actuar de cuenta propia y filtrar a la prensa el coste de The Closer (más que los nueve episodios de El juego del calamar, el mayor éxito en la historia de Netflix) y una verdad incómoda: este no es primer episodio contra la comunidad LGTBIQ+ con el que la plataforma de streaming ha tenido que lidiar en su corta historia. 

También te puede interesar...

• ‘Succession’ (3x01): Empieza la guerra entre Logan y Kendall

• 'You' se reinventa gracias a un matrimonio tóxico y fascinante

• "Pobres ricos" sufriendo, la nueva tendencia de las series