• Esta crítica de la serie 'Reyes de la noche' de Movistar+ se ha elaborado tras ver la primera temporada completa y no contiene spoilers.

Noticias relacionadas

En nuestro país pasamos de un extremo a otro. En 2020 cada serie española que se estrenaba era la serie del año, algo que produjo un efecto parodia en redes sociales que se preguntaban cuál sería la mejor serie del año de cada semana. Pero, es verdad, que el curso pasado fue muy prolífico para nuestra ficción, y que se vieron grandes títulos que nos demostraron el gran momento de nuestros creadores. Sin embargo, en 2021, todavía nadie ha dicho eso de "la serie del año". Es verdad que ha habido propuestas interesantes como Libertad, y que el nivel de la segunda temporada de Hierro ha sido más que notable, pero ha faltado una serie que sorprenda… hasta ahora.

Reyes de la noche, la serie creada por Cristóbal Garrido y Adolfo Valor, es la primera gran serie española de este año -llega a Movistar este viernes y estrenará dos episodios de los seis que componen su temporada cada semana-. No diremos que es la serie del año, no vamos a caer en el mismo error, pero sí que es un título que seguro que estará en todos los ránkings a final de año y que estará nominado en toda la temporada de premios. Los guionistas de algunas de las mejores comedias recientes de nuestro cine se han basado en la histórica rivalidad de José María García y José Ramón de la Morena para crear una ficción que usa la guerra de medios para ir más allá.

Garrido y Valor no han creado una comedia de gags, sino una mirada ácida, irónica y con mucha mala leche de un momento concreto, un momento en el que los periodistas deportivos eran dioses de las ondas, gente que tenía más poder que los políticos y cuya opinión era más importante que la de cualquier líder de opinión. Un momento histórico que usan de espejo deformante. A través de ellos nos vemos a nosotros, y también vemos lo que hemos avanzado… o no.

Seis episodios de media hora donde con finura, inteligencia y mala leche clavan el cuchillo en un país cuya máxima preocupación era el fútbol, y donde los políticos y hasta el rey vivían para escuchar a García. La relación de poder y deporte es una de las constantes de estos episodios que tienen un ritmo perfecto, una construcción de personajes más que sólida y que tiene muy claro lo que quiere contar -el alumno que devora al maestro.

Reyes de la noche también es una serie sobre el machismo y la masculinidad tóxica. Todos ellos desprenden testosterona, huelen a sobaco. Son puteros, drogadictos, mujeriegos… y ejemplo para millones de personas. Algo que ha ido perdiéndose pero que sigue presente en mucha tertulia deportiva actual. Una masculinidad explotada por los guionistas y por ese elenco maravilloso de actores.

Lo de Javier Gutiérrez ya lo sabíamos, es uno de los mejores actores de nuestro país. Está excelente como ese trampantojo de Javier Gutiérrez. Miki Esparbé vuelve a demostrar que cuando tiene un buen papel es uno de nuestros grandes actores jóvenes, y secundarios como el de Cristóbal Suárez -mítico del Teatro Kamikaze- o el pujante Omar Banana como el hijo de Javier Gutiérrez, son auténticos robaescenas. Quizás por todo esto, porque esa crítica a la masculinidad sea uno de los temas importantes, molesta que tomen la cuestionable decisión de que el personaje de Itsaso Arana acabe adoptando el rol de ‘la trepa’, cuando su función en la serie está clara, y es mostrar el machismo de los jefes y de los medios. Es una de las pocas pegas que se pueden poner.

A los maravillosos guiones de la dupla creativa se suma un Carlos Therón que cada vez es más fino. El comienzo de Reyes de la noche y su diálogo con la escena final son preciosos, la escena de la celebración del EGM en la radio de ‘los curas’ es hilarante, y el quinto capítulo -el de la Copa del Rey- uno de los mejores del año, un prodigio de ritmo, divertido y mordaz. Seis episodios que dejan con ganas de más (ya se ha confirmado que habrá una segunda temporada) y que demuestra el talento de Cristóbal Garrido y Adolfo Valor para retratar nuestro país a partir de esa guerra de medios que tuvo a todo el mundo pegado a sus transistores.

También te puede interesar... 

 Las 10 mejores series originales de Movistar+

Todas las series que etsrenará Movistar+ en 2021