La democracia tiene esas cosas. Esas antítesis rurales por donde tiran piedras a quienes no les va eso de tener la pureza de sangre. Lo de Alsasua, lo del reducto del abertzalismo tirando piedras y cagándose en la democracia es sintomático. Hay una España sin civilizar y van ya demasiados muertos en el intento de que parte del norte verde se entere de que hay un Estado de Derecho. La paradoja es que los gudaris queden ya como unos camorristas a los que todo el pueblo aplaude. Debe ser la evolución histórica. Alsasua y sus piedras son el símbolo de que la democracia se abre camino, o tiene que abrirse camino. El constitucionalismo fue al norte y se encontró con que el libro de Aramburu, Patria, es una evidencia.

Euskal Herria es el tiro en la nuca, apalizar a un guardia civil en un bar y que los tuyos te tengan como un héroe en la cuadrilla. Lo peor son los silentes, los cobardes, la Alsasua entre visillos que nada quiso saber de aquel domingo de noviembre cuando fuimos a decirles que la Constitución no abandona ni a sus hijos más díscolos. Después el probable cura ultramontano con la boina vernácula calada hasta las cejas, y las campanas tocando a muerto para que en la Arcadia vasco/navarra nunca suene la democracia y sí el cura trabucaire. Todo tan previsible como la convocatoria que los tiernos proetarras hicieron: que si verbena, que si manifestación en las vísperas, que si medio pueblo haciendo cartelitos de plástico, que si Alsasua es antifascista, feminista, ecologista, y más cosas que Sabino Arana nunca imaginó.

En Alsasua llega el 4-G pero no la libertad. Era de esperar que nos llamaran "hijos de puta", pero para eso de la libertad y la paz muchos se dejaron la vida en el intento. 

En Alsasua hay ekintzas que pasan por no depilarse, por acojonar a un picoleto. Su vasquismo gamberro y los cuarteles con alambre de espino y que la esposa e hijos de un servidor del Estado no puedan ir a la tienda a comprar pepinos. En Alsasua el aire es fresco y puro y la mala leche, evidente.

Aquel domingo de noviembre Sánchez no dijo nada en tuiter. Nada de interés y nada de Alsasua. Salió al norte de Navarra un día con sol inopinado y muchos ya quedaron retratados. Recordad Alsasua. Yo iré en breve. 

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain