Manuel Fernández Eduardo Ortega Socorro Nacho Castañón

El Ministerio de Trabajo y Economía Social, liderado por Yolanda Díaz, vicepresidenta tercera del Gobierno de España, ha sufrido un ciberataque. El propio Ministerio lo ha anunciado por las redes sociales, explicando que han sufrido un hackeo. Un ataque que se produce tres meses después del que puso en 'jaque' al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Noticias relacionadas

El anuncio lanzado por el mismo Ministerio no da detalles sobre la naturaleza del ataque ni sobre su alcance. No obstante, aseguran que técnicos provenientes tanto del Ministerio como del Centro Criptológico Nacional están investigando lo ocurrido "para determinar el origen y restablecer la normalidad lo antes posible".

Por ahora, el Ministerio no ha aclarado si este ciberataque ha afectado a los servicios o webs principales del organismo, limitándose a comunicar el anuncio. El hackeo que el SEPE sufrió meses atrás, por otra parte, provocó un colapso total del servicio, obligándolo a suspender toda su actividad.

Ciberataque al Ministerio

Fuentes del departamento de Yolanda Díaz han confirmado a EL ESPAÑOL que los trabajadores se han visto obligados a dejar sus equipos de escritorio y el uso de la red del departamento. Sin embargo, este ataque se ha dirigido y afectado solo a los servicios centrales del Ministerio de Trabajo. Ni el SEPE ni sus funciones se han visto afectadas por el ciberataque.

Este suceso ocurre exactamente 3 meses después del ciberataque al SEPE, ocurrido el 9 de marzo de este mismo año. Se usó el ransomware Ryukun software usado anteriormente en empresas españolas que secuestra los datos de sistemas informáticos completos y pide un rescate por ellos bajo la amenaza de publicarlos.

Dado que los empleados se han visto obligados a dejar de trabajar en sus equipos de escritorio y que el ataque se produce en esta fecha tan concreta, existe la posibilidad de que este ciberataque también esté basado en ransomware.

En el caso del SEPE, no se exigió ningún rescate. Sin embargo, el hecho de que fuera Ryuk el virus elegido fue algo problemático; tiene una alta capacidad de infectar redes de equipos completos a una gran rapidez. Después de este suceso, el SEPE sufrió severos retrasos, llegando a afectar incluso a las prestaciones otorgadas en el mes de abril.

El hecho de que se haya realizado contra el Ministerio de Trabajo es todo un riesgo. De este Ministerio dependen organismos tan importantes como la Seguridad Social. Un ciberataque con intención de robar datos sensibles podría provocar una grave filtración de datos o el colapso de uno de estos servicios relacionados.