La inversión de Marruecos para renovar su ejército ha ido incrementándose a lo largo de los últimos años. El vecino de España lo ha logrado acompañado de Estados Unidos, socio y proveedor de material militar por excelencia del país norteafricano.

Además, restablecer las relaciones diplomáticas con Israel le ha abierto la puerta al caza de quinta generación Lockheed Martin F-35 que se une a la confirmación de recibimiento de drones Predator y a un proyecto que lleva casi nueve años cociéndose: tener una flota de tanques moderna.

Estos carros de combate blindados son la columna vertebral de cualquier ejército de tierra como los cazas lo son en los del aire. Poseer una nutrida y bien mantenida flota de estos vehículos asegura un poder muy importante sobre el terreno siendo aún más importante en estos nuevos tiempos donde la guerra electrónica tiene un papel esencial.

Al igual que ocurrió con los lotes de taques M60 Patton en los años 90, Marruecos volvió a pedir permiso a Estados Unidos en 2012 para comprar una flota de M1 Abrams. Este modelo es el carro blindado por excelencia del Ejército de Estados Unidos (equivalente al Ejército de Tierra en España) con participación en contiendas tan famosas como Irak o Afganistán.

Tras recibir la mayor parte de los tanques acordados para la primera tanda, ahora Marruecos está en pleno proceso de renovación y modernización. Unas actualizaciones que los hacen todavía más capaces si tuvieran que entrar en contienda.

El tanque marroquí

Para ver el inicio de la relación de Marruecos con el M1 Abrams nos tenemos que remontar a junio del año 2012. Hace casi nueve años, la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad de Estados Unidos (DSCA) anunció que el gobierno del país africano había solicitado la venta de 222 carros M1A1 Abrams provenientes de excedentes del ejército estadounidense.

Tanque Abrams US Navy / Ted Banks

Tan solo cinco años después, en 2017, la propia DSCA anunció la aprobación de compra de otros 162 carros de combate, en este caso del modelo M1A2. En total, el ejército de tierra del país contará con una flota de 364 tanques Abrams de diferentes modelos y estados de actualización.

La variante M1A2 -la última en llegar- ha sido la que más atenciones presupuestarias ha recibido en los últimos meses. Como parte de una política de actualizaciones, Rabat anunció en octubre que invertiría 12 millones de dólares para que General Dynamics, el fabricante de los Abrams, los mejorara y actualizara a la versión SEPv3.

Haciendo de este particular modelo de Abrams uno de los carros más avanzados del momento teniendo en cuenta los achaques propios de la edad. Que en una plataforma desarrollada en los años 70 son unos cuantos. El primer tanque Abrams M1A2 SEPv3 se entregó a Estados Unidos en 2017 y las unidades marroquís comenzarán a actualizarse a lo largo de este 2021 rematando el trabajo en el primer trimestre de 2022.

Nueva versión de Abrams General Dynamics

La SEPv3 es una actualización enfocada en varios campos tan distintos como imprescindibles para que siga siendo una tecnología útil. Según la propia General Dynamics, esta versión incluye Ammunition DataLink (diferentes modos de disparo), municiones de 120 milímetros mejoradas, ecosistema de telecomunicaciones renovado, funciones conectadas, sistema de diagnóstico para la mejora del mantenimiento y otras tecnologías del más alto nivel.

"Esta versión es la configuración más moderna del tanque Abrams, con una capacidad de protección y de supervivencia mejorada y una mayor letalidad sobre el M1A1 y las variantes anteriores del M1A2", según declaró el teniente coronel Justin Shell, gerente de productos del Ejército de Estados Unidos en el programa Abrams. "El tanque Abrams M1A2 SEPv3 será la base para futuras actualizaciones incrementales del sistema y puede albergar cualquier tecnología madura que el Ejército considere operativamente relevante", ha apuntado.

En lo relativo a especificaciones, el M1A2 SEPv3 cuenta con unas dimensiones de 9,77 metros de largo por 3,7 de ancho y 2,4 de alto. Una velocidad máxima de 68 kilómetros por hora, un alcance de 425 kilómetros y un peso que asciende a 66,8 toneladas. Actualmente, Marruecos cuenta con 162 unidades M1A2 pendientes de actualización, que se compraron a Estados Unidos por 1.250 millones de dólares en 2017.

M1A Abrams US Navy / Richard Bumgardner

Por su parte, los Abrams M1A1 comprados en 2012 se actualizaron a la versión SA (Situational Awareness), mejorando el blindaje. Y es que, la protección frente a impactos ha sido uno de los puntos 'flacos' que el tanque lleva arrastrando desde prácticamente sus inicios.

El coste de cada uno de los Abrams M1A1 SA, ya actualizados, es de cinco millones de dólares y Marruecos cuenta con 222 unidades. Es decir, desembolsó más de 1.000 millones de dólares por ellos. Además de Marruecos y Estados Unidos, el Abrams tiene presencia en Arabia Saudí, Kuwait, Irak, Egipto y Australia.

Leopardo español

El homólogo a este lado del Estrecho lo tenemos con el Leopardo 2E, un modelo que toma la base del Leopard 2A6 alemán y con un diseño y desarrollo mucho más moderno. El programa data de los años 90 aunque se tuvo que esperar al 2003 para que comenzara su producción.

Tanque Leopardo Ejército de Tierra Omicrono

El Ejército de Tierra de España cuenta con un total de 327 Leopardo de dos modelos diferentes. Una primera tanda de 108 unidades Leopard alquiladas y posteriormente compradas al Ejército de Alemania y otras 229 unidades Leopardo 2E, la "versión española", como se conoce dentro del arma.

Si tenemos en cuenta las especificaciones, el Leopardo 2E tiene un peso de 62,5 toneladas, 42 proyectiles de munición, autonomía de 500 kilómetros y una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora.

La sombra de España, como suele ocurrir dentro de las Fuerzas Armadas, es la prácticamente nula inversión en la modernización. Al menos de momentos y en corto plazo. En el año 2017 se comenzó con un programa denominado Evolución Tortuga o Leopardo 2E Plus, que se pausó poco tiempo después y del que no se conoce mucho más allá de algunas mejoras en el blindaje de los tanques, un punto débil del vehículo que salió a la luz en la guerra de Siria.

Tanque Leopardo Ejército de Tierra

La versión española comenzó a operar en el Ejército de Tierra en 2004 y la entrega de las unidades se completó en 2008. Lo último que se conoce en cuanto a posibles mejoras es que es la alta probabilidad de que se apliquen en un parón de media vida. Es decir, poco más de los 15 años de edad de los algo más de 30 que se supone la vida operativa de este tipo de tanques. Por lo que no sería de extrañar que pronto se conozcan detalles sobre el tema. Más todavía con las actualizaciones masivas de los Abrams marroquís.

También te puede interesar...

Noticias relacionadas

Contenido exclusivo para suscriptores
1€ / 2 Meses
2 meses por 1€ EL ESPAÑOL e Invertia - SWG 2 meses por 1€ EL ESPAÑOL e Invertia - SWG

O gestiona tu suscripción con Google

¿Qué incluye tu suscripción?

  • +Acceso limitado a todo el contenido
  • +Navega sin publicidad intrusiva
  • +La Primera del Domingo
  • +Newsletters informativas
  • +Revistas Spain media
  • +Zona Ñ
  • +La Edición
  • +Eventos
Más información