El sector de la aviación sigue suponiendo una porción importante del consumo de combustibles fósiles y por lo tanto, de las emisiones contaminantes; eso, pese al desarrollo de motores cada vez más eficientes.

Noticias relacionadas

La situación mundial actual ya ha obligado a tomar algunas medidas, como la progresiva muerte de los aviones cuatrimotores; están siendo sustituidos por bimotores más eficientes, con un alcance cada vez mejor.

Eso no será suficiente, y por eso ya hay proyectos que buscan cambiar la forma de los aviones tal y como los conocemos. La aerolínea KLM, por ejemplo, apuesta por un avión en el que los viajeros van montados en el ala para consumir menos combustible en los mismos viajes.

El hidrógeno, la clave

Sin embargo, por muy eficientes que sean estos nuevos aeroplanos, nadie duda que, tarde o temprano, tendrán que dejar de usar combustibles fósiles. Y entonces, ¿qué?

Airbus ha presentado hoy sus propuestas para ese futuro, tres conceptos de lo que debería ser un avión eficiente, cada uno más alejado de los aviones actuales que el otro. Todos tienen una cosa en común, que consiguen las ansiadas cero emisiones, gracias a que están basados en el hidrógeno como fuente principal de energía.

Nuevos aviones de emisiones cero de Airbus Airbus Omicrono

El objetivo de la neutralidad de carbono estaría más cerca, y aunque eso no sería suficiente para salvar el planeta (el carbono negativo es la única manera de que eso sea posible), sí que sería un gran avance.

Puede que el hidrógeno no haya conseguido hacerse un hueco en los coches, pero en el transporte público la historia es diferente, y puede ser la única alternativa real. Ya hemos visto ejemplos como los nuevos trenes de hidrógeno de Talgo, y ahora Airbus aplica esta tecnología a los aviones.

Aviones con cero emisiones

Cada uno de los tres modelos se centra en mejorar diferentes aspectos de la aviación moderna. El ejemplo más sencillo es el primer modelo de turbofán, que a simple vista no se diferencia mucho de lo que podemos ver en los aeropuertos.

Avión de cero emisiones de Airbus Airbus Omicrono

Este modelo usaría un motor de turbina de gas modificado, que funcionaría con combustión de hidrógeno en vez de con combustible de avión. El hidrógeno se almacena en tanques en la parte trasera del avión, completamente presurizado. Entre 120 y 200 personas podrían ir a bordo para distancias de unas 2.000 millas náuticas (3.700 kilómetros).

Avión de cero emisiones de Airbus Airbus Omicrono

El modelo con turbohélice, en cambio, está diseñado para distancias más cortas, de 1.000 millas náuticas (1.852 km) y menor cantidad de pasajeros (hasta 100). Funciona de manera similar, con combustión de hidrógeno en turbinas de gas modificados.

Por último, el modelo más rompedor es sin duda el de cuerpo de ala mixta; se parece más al mencionado prototipo de ala en forma de V, en el sentido de que el propio fuselaje del avión hace las veces de ala.

Avión de cero emisiones de Airbus Airbus Omicrono

Por lo tanto, todo el avión es un ala, con los motores turbofán en la parte superior trasera. La gran ventaja de este esquema es que ofrece muchas opciones para el espacio disponible, ya sea para almacenar el hidrógeno como para configurar la cabina en la que podrán ir hasta 200 pasajeros.

Estos son sólo conceptos, pero en Airbus afirman que quieren poner en servicio un avión de cero emisiones en el 2035 como máximo, así que no deberían estar tan lejos de hacerse realidad.