robot cirugia ocular operacion ojo PRECEYES

robot cirugia ocular operacion ojo PRECEYES

Tecnología

Ya hay robots que operan ojos, y lo hacen mejor que los humanos

Los robots ya pueden operar ojos. Pero no te preocupes, lo hacen mucho mejor que un humano, y aún no son autónomos.

Noticias relacionadas

Por primera vez en la historia, un robot ya ha realizado cirugía ocular. Hasta ahora, solo se atrevían con unas pocas operaciones “sencillas”, pero este nuevo hito demuestra que los robots también pueden realizar operaciones delicadas si están preparados para ello, como la de un ojo. Los primeros ensayos de este robot se realizaron en 2016, cuando dieron a conocer al robot, y ahora se han publicado los primeros resultados.

El robot, llamado PRECEYES, llega para ayudar a los cirujanos actuales, que trabajan “en sus límites”, necesitando además muchos años de experiencia. Y ya no es solo que se sustituya el perfil de cirujano con gran experiencia que cuesta encontrar, sino que además permite realizar operaciones con mayor operación.

En una de las tareas en las que está especializado el robot es en la cirugía vitreorretiniana, un tipo de operación en el que se retira el humor vítreo, una especie de gel situado en la parte posterior del ojo (y que compone casi todo el ojo), que puede estar ocasionando serios problemas en la vista a causa de que está contaminado por sangre u otros objetos extraños. Este líquido se sustituye por una solución salina o, en su defecto, por una burbuja de gas.

PRECEYES robot cirugia ocular operacion ojo cirujano ojo

PRECEYES robot cirugia ocular operacion ojo cirujano ojo

Es una sub-especialidad dentro de la oftalmología que prácticamente es una carrera completa. Los cirujanos están especializados concretamente en solucionar este tipo de problemas, lo que nos hace vislumbrar lo difícil que es llevar a cabo este tipo de operaciones.

Cirugía ocular asistida por robot, el presente

PRECEYES robot cirugia ocular operacion ojo cirujano

PRECEYES robot cirugia ocular operacion ojo cirujano

Por ahora no se trata de un robot autónomo, por lo que no se sustituye al cirujano, sino que le complementa. Por el momento es un brazo robótico controlado por el especialista. Así que, tranquilo, tu vista no va a estar en manos de una Inteligencia Artificial, al menos por ahora. Simplemente permiten hacer trabajos mucho más precisos, sobre todo porque un robot no tiembla.

En las pruebas realizadas por el equipo desarrollador se llevaron a cabo 12 operaciones de lo más rutinarias. 6 de los pacientes fueron atendidos por el robot y otros 6 por los cirujanos con los métodos más tradicionales. Todas las operaciones fueron exitosas, e incluso en algunas de las realizadas por el robot, el éxito fue mayor de lo normal.

 

Posteriormente se realizaron tres cirugías vitreorretiniana para sustituir sangre que estaba imponiendo al paciente ver (provocado por una hemorragia) y las operaciones también fueron todo un éxito. En las pruebas, las cirugías asistidas por robots tomaron tres veces más tiempo que las cirugías tradicionales. Pero no porque la tecnología sea peor, sino porque los cirujanos no estaban del todo familiarizados con ella.

El siguiente paso, por supuesto, es tratar de usar el robot para operación aún más difíciles, incluso para aquellas que actualmente se consideran imposibles de realizar. Una de estas operaciones es, por ejemplo, inyectar tratamientos directamente en los nervios ópticos, o desbloquear los vasos sanguíneos, dos cirugías que actualmente son imposibles de realizar debido a la poca precisión de los cirujanos humanos.