Internet Explorer ha sido más que un navegador: ha sido todo un memeque ha perdurado por la historia de Internet. Se ha convertido en un símbolo de la evolución del software a los estándares que disfrutamos hoy en día. Y esa parte de Internet morirá pronto: Internet Explorer dejará de tener soporte el año que viene.

Noticias relacionadas

Sí, Microsoft ha decidido poner punto y final a uno de los clásicos más perpetuos de la red. El día 17 de agosto de 2021 Microsoft dejará de dar soporte a Internet Explorer 11, y este dejará de ser compatible con prácticamente la totalidad de los servicios de Microsoft, como Outlook, OneDrive e incluso la suite Office 365.

La terminación es total, ya que la propia Microsoft ha asegurado que Internet Explorer dejará de ser soportado en Microsoft Teams y en este caso mucho antes, el día 30 de noviembre de este año. Así, muere parte de la historia de Internet, que ha supuesto un antes y un después en la configuración del software en su totalidad.

Microsoft matará Internet Explorer

Logo de Internet Explorer.

No debemos confundirnos con Microsoft Edge, la versión más reciente de este navegador. Será el mítico Internet Explorer el que muera el año que viene. Sí, ese que tenía tu abuela en su viejo ordenador y que ahora yace repleto de toolbars y de addons totalmente inútiles. Pero, ¿qué pasa con el usuario?

Si eres esa clase de usuario que sigue usando este software, tenemos 'buenas' noticias para ti. El navegador seguirá siendo operativo en Windows 10 por un tiempo no especificado por Microsoft, y de hecho las empresas podrán acceder a sitios creados específicamente para este software para evitar incompatibilidades futuras. Edge, además, tiene un modo de compatibilidad con Internet Explorer 11 para que el proceso de cambio sea menos notorio.

Este tiempo es totalmente indeterminado, es decir, que aunque Microsoft vaya a acabar con el soporte de Internet Explorer dentro de un año, quizás sigamos viendo el navegador estar disponible en Windows 10, aunque sea de forma residual. La cuestión es que no podrás usarlo con tus apps de Microsoft y llegará un momento en el que Microsoft, definitivamente, lo elimine para siempre.

La lentitud hecha meme

Internet Explorer.

Aunque hoy en día estemos más que acostumbrados a las velocidades de Internet rápidas y al hardware estable, hubo un tiempo en el que esto era una utopía. Los más jóvenes (es decir, los que ya tenemos uans canas) vivíamos con ordenadores extremadamente poco eficientes, con un Internet rudimentario que poco a poco se iba instaurando en casas de todo el mundo.

Internet Explorer era de los pocos navegadores que podíamos usar por aquel entonces, y ya sea por la visión distorsionada de la infancia o la creencia popular, el navegador de Microsoft que venía preinstalado con Windows se llevó muchísimo odio por su lentitud. Y esta ha sido su seña de identidad hasta nuestros días, llevando el estigma de ser un navegador lento y poco usable frente a sus competidores.