Si bien en España y en el resto de Europa vemos diferencias a nivel de hardware en los Samsung Galaxy S y Note, estos siempre han tenido una segmentación clara: la serie S muestra a principios de año las capacidades de Samsung en su gama alta, y los Note añaden detalles para refinar la gama premium. Los últimos rumores hacen pensar que esto está a punto de cambiar.

Noticias relacionadas

El futurible Samsung Galaxy S21 o S30 llegará en unos cuantos meses, y el dispositivo se ha ido filtrando a lo largo del tiempo. El último rumor que lleva fraguándose meses (esta vez, provenientes de fuentes de Android Police) es que la variante 'Ultra' de los S21 sería compatible con el S-Pen, el lápiz de los Samsung Galaxy Note.

Lo lógico sería pensar que si Samsung planea añadir este S-Pen a su serie S, la gama Note deje de existir, ya que este lápiz era uno de los pocos detalles diferenciadores entre las dos gamas de dispositivos. Pero la pregunta tiene una respuesta más complicada de lo que pudiera parecer.

Los Galaxy S21 tendrían lápiz

Nuevos 'renders' del Galaxy S21. @OnLeaks Omicrono

Las características filtradas nos hablan de 3 modelos, igual que ha pasado con los Samsung Galaxy S20: el S21 básico, el S21+ y el S21 Ultra, que se llevaría la compatibilidad con el S-Pen. Hay detalles a tener en cuenta, como el hecho de que el S21 básico montaría una parte trasera de plástico y que su gran ventaja serían sus batrías, de 400, 4800 y 5000 mAh respectivamente.

Pero ¿por qué podría estar en peligro la gama Note? Los Galaxy S se lanzan a inicios de año, y los Note en verano o a finales de año. Los S son, a efectos prácticos, un escaparate; muestran la última tecnología que maneja el fabricante coreano, en dispositivos más orientados al consumidor estándar.

Los Note representan el refinamiento de la fórmula, limando asperezas y alcanzando, además, a un público algo más profesional y tocando mercados laborales. Además, los Note se han caracterizado por no tener límites respecto a la gama S; una batería mayor, (usualmente) una pantalla mayor, etcétera.

Pero con los años, las diferencias entre la gama S y la gama Note se han ido difuminando, hasta llegar al escenario actual en el que la mayor diferencia respecto a ambos modelos es el S-Pen, es decir, el lápiz.

Un lápiz que además de estar pensado para entornos laborales, también intenta captar a ese nicho de usuarios que aún no han dejado el concepto del lápiz atrás, visto en PDAs de anteriores generaciones y tablets modernas, como los iPad con los Apple Pencil. Si el S21 adopta este S-Pen, los Note dejarían de tener sentido. ¿No?

Por qué no morirá la gama Note

Galaxy Note. Samsung Omicrono

No es el único argumento al que se agarran muchos para razonar que la gama Note desaparecerá. Muchos otros piensan que la gama Note será descontinuada por perder el 'logro' de ser el móvil más caro y exclusivo. Logro que ahora está ostentado por el Samsung Galaxy Z Fold2 y su hermano 'pequeño', el Galaxy Z Flip. Pero los Note buscan ser, al menos, accesible para el consumidor medio.

Por eso dicho razonamiento queda un poco cojo, ya que hablamos de una diferencia bastante grande de precio. El Z Flip ya de por sí es más caro que el Galaxy Note 20 Ultra, la versión más alta de la gama Note actual, y el Z Fold2 dobla en precio al Note 20. Dado que Samsung ya está rozando los límites de precios en sus dispositivos, superando holgadamente los 1.000 euros y superando los 2.000, para que los plegables de la marca desplacen a la gama Note tendríamos que hablar de un Z Fold más económico, equilibrado y con soporte S-Pen. Algo que por ahora es imposible.

La clave, según podemos leer en El Androide Libreradica en el ecosistema Galaxy. Samsung ha estado trabajando en un ecosistema fuerte, con varios puntos importantes a tener en cuenta para atraer a un público específico. Y parte de ese ecosistema consiste en la posibilidad de usar el S-Pen de las tablets de Samsung, las Galaxy Tab en los Note y viceversa.

Si bien es más que probable que el S21 monte el S-Pen de los últimos Note, lo cierto es que mientras los Galaxy Note tengan buenas ventas, seguirán en el mercado. Cierto es que en un futuro podamos ver a los Fold desbancar a los Note (una muy buena noticia desde el punto de vista tecnológico). Porque al final la clave es que un smartphone debe dar beneficios, y si Samsung sigue con la gama Note, es porque los da.