El Komoru es una oficina para el hogar lanzada por Panasonic, que promete ofrecer un espacio de trabajo en nuestra casa; pero ¿no estábamos huyendo de eso con el teletrabajo?

Noticias relacionadas

La pandemia del coronavirus ha obligado a muchas empresas y trabajadores a cambiar a marchas forzadas, y es comprensible que no todo el mundo tenga muy claro cómo adaptarse a los nuevos tiempos.

No es tan fácil como decir "simplemente trabaja desde casa". Estar en la oficina puede tener muchas desventajas, pero también muchas ventajas; la idea de Panasonic parece centrarse en llevar esas ventajas a una habitación de nuestra casa.

La oficina para el hogar

Komoru es un cubículo de trabajo para el hogar, una oficina que podemos montar por nuestra cuenta como un mueble de Ikea cualquiera; la diferencia es que está diseñado para ganar privacidad y permitirnos el aislamiento del resto de casa sin tener que movernos.

Panasonic Komoru Panasonic Omicrono

La idea de tener una oficina en casa seguramente no será muy atractiva para la mayoría de la gente. De hecho, cada vez más empresas y empleados han descubierto que trabajar desde casa no está tan mal. ¿Para qué estropear eso con una oficina?

Es por eso que la Komoru está diseñada para encajar bien en el diseño de cualquier casa, con la madera como material principal.

¿Es realmente necesario?

La Komoru ofrece un espacio de un metro cuadrado, donde podemos poner el ordenador y otras herramientas de trabajo; las paredes tienen agujeros para poder colgar accesorios fácilmente, desde los auriculares a las gafas, pasando por elementos decorativos.

Panasonic Komoru Panasonic Omicrono

Lo interesante es que realmente no ofrece mucha privacidad; con una altura de sólo 120 cm, cualquiera nos puede ver. Es un término medio entre estar encerrados y que cualquiera vea lo que estamos haciendo, y eso es lo que puede resultar tan atractivo.

La pregunta es, ¿realmente es necesario? La Komoru puede cumplir una función social importante en el hogar, una delimitación de la zona de trabajo frente a las zonas de ocio de la casa; además, para el trabajador puede ser beneficioso tener la mentalidad de 'entrar y salir' del trabajo, aunque esté en casa.

La Komoru es un experimento interesante para la era del teletrabajo; Panasonic por el momento la venderá sólo en Japón, a partir del próximo septiembre, por unos 88.000 yenes (700 €), pero no nos extrañaría que se adoptase mundialmente.