Aunque pensemos en la nube y en las conexiones sin cable, el 98% del tráfico internacional de datos en internet circula a través de cables submarinos. Ahora Google ha anunciado Grace Hopper, un enorme cable submarino de fibra óptica que conectará a España con Reino Unido y Estados Unidos de forma directa.

Noticias relacionadas

La previsión de Google es que el cable esté operativo a partir del año 2022 y servirá para dar soporte a la red propia que acoge todos sus productos empresariales y de consumo como Gmail, Meet, Photos, Drive o Google Cloud. Lo hace de la misma forma que ya funcionan Curie, Dunant y Equiano, sus otros tres cables submarinos privados que conectan EEUU y Chile, EEUU y Francia así como África y Portugal, respectivamente. 

Grace Hopper es la primera ruta directa de Google entre EEUU y España. El cable que conecta Nueva York con Bilbao servirá además para integrar manera más estrecha la próxima región de Google Cloud en Madrid en nuestra infraestructura.

Internet sin cortes

El cable Grace Hopper estará equipado con 16 pares de fibras (32 fibras), lo que supone una actualización significativa de la infraestructura de Internet que conecta actualmente Estados Unidos y Europa.

Contará además con la novedosa conmutación de fibra óptica, una tecnología que mejora la fiabilidad de las comunicaciones globales, "nos permite mover mejor el tráfico en caso de que se produzcan cortes". Para hacerlo, los ingenieros de Google y el proveedor de cable SubCom colaboraron para incorporar esta arquitectura innovadora al sistema. "Grace Hopper es el primer cable submarino del mundo en usar esta tecnología y esperamos implementar esta tecnología en otros sistemas en el futuro", explica la Bikash Koley, vicepresidente de Google Global Network, en un comunicado. 

Por qué Grace Hopper

El cable lleva el nombre de Grace Brewster Murray Hopper (1906–1992), una de las pioneras en el campo de la informática y que ha pasado a la historia por su trabajo en uno de los primeros enlazadores (compiladores), que fue fundamental para el desarrollo del lenguaje de programación COBOL.

Ruta del cable Grace Hopper

A Hopper también se le atribuye haber encontrado un "error" real en un programa; su equipo rastreó la fuente de un cortocircuito en el ordenador Harvard Mark II hasta una polilla atrapada en un panel. "Estamos encantados de honrar el legado de innovación de Grace Hopper al invertir en el futuro de las comunicaciones transatlánticas con un cable de fibra óptica de última generación", ha indicado Koley en el anuncio oficial del cable.