Los teléfonos móviles han evolucionado mucho desde sus orígenes. En un principio, nacieron con la idea de poder llamar sin la necesidad de estar en casa, sin embargo, en la actualidad sirven para mucho más que eso.

Noticias relacionadas

Los de última generación son auténticas máquinas, sirven para darle caña a los videojuegos, chatear con seres queridos e incluso para hacer fotos de gran calidad, pero, ¿por qué siguen siendo tan poco resistentes?

Las firmas de telefonía se empeñan en mejorar un gran abanico de características de los teléfonos, no obstante, parecen olvidarse siempre de hacerlos más duraderos. Por esa precisa razón hemos estado probando durante un par de semanas un móvil que se caracteriza por ser ultra resistente: el CAT S52

Duro pero cómodo

Mentiríamos si dijéramos que el CAT S52 es único en lo que a resistencia se refiere. Aunque sean poco conocidas para el público general, hay varias firmas que desarrollan teléfonos resistentes. 

Lo peculiar del CAT S52 reside en su ligereza y aspecto de móvil corriente. Lo decimos porque la mayoría de teléfonos rugerizados (así es como se conoce en el sector a los de gran resistencia) suelen ser voluminosos y pesan bastante.

En este sentido, el CAT solo pesa 210 gramos y tiene unas dimensiones de 15,8 x 7,6 x 9 centímetros. Podemos aseguraros que en las manos resulta muy cómodo y la apariencia engaña bastante, es tan pequeño que no parece tratarse de un rugerizado.

Golpes y chapuzones

Como habéis podido ver en el vídeo, el CAT S52 es un auténtico todoterreno. Lo hemos maltratado bastante, tirándolo al suelo en repetidas ocasiones y desde diferentes ángulos, además de introducirlo en un recipiente lleno de agua. Pese a ello, el móvil sigue casi impoluto. Solo hemos notado un pequeño arañazo superficial en la pantalla tras innumerables golpes contra el suelo.

CAT S52 1. Omicrono

Según la propia compañía, este teléfono aguanta caídas sobre acero, hasta 30 veces seguidas y desde 1,5 metros de altura sin importar que caiga con la trasera, la pantalla o sobre sus esquinas. En pocas palabras, ni siquiera haría falta ponerle funda. Del mismo modo, el terminal es resistente a la suciedad, al polvo y puede sumergirse en el agua.

Rendimiento y cámaras

Respecto a otras características del CAT S52, éste cuenta con un procesador Mediatek Helio P35, 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno. No es el teléfono más rápido del mercado, ni muchísimo menos, pero ofrece un rendimiento decente con el que no te desesperarás debido a la lentitud.

CAT S52 2. Omicrono

Tampoco destaca por sus cámaras, ya que cuenta con solo una lente trasera de 12 megapíxeles y una delantera de 8. Los resultados son bastante básicos, hablamos de una calidad fotográfica muy por debajo de los smartphones de gama media del mercado.

Para un público muy específico

De ningún modo se trata de un móvil que pueda interesar a alguien por sus cámaras o su rendimiento. Sin embargo, su increíble resistencia lo convierte en ideal para aquellos que corran el riesgo de romper un teléfono normal con facilidad.

Esto es, personas que estén a menudo en entornos naturales, ya sea por realizar actividades de ocio (como el senderismo o el ciclismo) o por trabajo. De hecho, CAT es propiedad de Caterpillar, el famoso fabricante de maquinaria para la construcción y minería. Como os podéis imaginar, a sus empleados usar este teléfono les viene como anillo al dedo.

CAT S52 3. Omicrono

El CAT S52 está a la venta por un precio oficial de 499 €, una cifra que puede resultar asequible si lo que queremos es un teléfono que lo aguante todo. Es obvio que no está destinado a cualquier tipo de usuario, pero aquellos que aprecien la resistencia pueden encontrar en este móvil una excelente alternativa.