Realme sigue golpeando el mercado de la gama media español. Si a finales de febrero presentó el Realme X50 Pro, su gama alta con conexión 5G, ahora la compañía ha dado a conocer un trío de teléfonos entre los que destaca el Realme 6, el smartphone que está llamado a ser su súperventas del año ya que llega por 219 euros.

Noticias relacionadas

La compañía china perteneciente al conglomerado BBK, al que también pertenecen otras marcas conocidas como Oppo o OnePlus, ha puesto toda la carne en el asador para ofrecer un móvil que combina la relación entre calidad y precio como pocos en el mercado. 

A nivel de rendimiento, el nuevo Realme 6 basa sus reclamos en cuatro aspectos fundamentales: cuádruple cámara, batería con carga ultrarrápida, una gran pantalla con una tasa de refresco de 90 hz y un procesador Helio G90T de MediaTek. 

Rendimiento

La familia 6 de Realme ha dado un paso hacia adelante después de lo que consiguió la serie 5. Es por ello que el Realme 6 no viene tanto a sustituir al Realme 5 sino que aspira a hacer olvidar al Realme 5 Pro, más ambicioso en rendimiento y planteamiento. Y así se siente. 

El Realme 6 se mueve con soltura pese a las reticencias que puede dar en un primer momento pensar que opta por un chip MediaTek en lugar de un Snapdragon. En concreto, monta un Helio G90T de 12 nanómetros y 8 núcleos con el que tenemos potencia de sobra para realizar casi cualquier tarea que un usuario medianamente avanzado le pida a un teléfono. 

Durante los días que desde OMICRONO lo hemos podido probar antes de su lanzamiento no hemos echado de menos un 'corazón' mayor. Se comporta con soltura en el desarrollo del día a día, uso de aplicaciones pesadas como videojuegos; la integración y gestión de la cámara es rápida y el uso entre aplicaciones. Siendo conscientes de que no está enfocado a la gama alta, es un teléfono concebido para el gran público y está preparado para satisfacerlo. 

Realme 6 Chema Flores Omicrono

Más allá del chip, a su rendimiento contribuye una memoria RAM de entre 4 y 8 GB y una gestión de procesos basada en el uso habitual del usuario, que hace que el teléfono se vaya adaptando al día a día y optimizando procesos para ser potente y eficiente al mismo tiempo. 

En su interior encontramos una batería de 4.300 mAh que da para aguantar de sobra más del día de uso. Sin embargo, su gran ventaja competitiva se encuentra en el sistema de carga rápida que incorpora ya que gracias a los 30W de carga permite rellenar el 70% de la misma en tan sólo media hora, un porcentaje suficiente para pasar cualquier jornada. Aún así, la compañía explica que esta tecnología también permite estar jugando y que el teléfono cargue al mismo tiempo al 55% en 60 minutos y sin sobrecalentarse.

Pantalla y diseño

A la velocidad y rendimiento aporta una sensación de fluidez adicional la apuesta por una pantalla de 90 hz, que hace que todos los procesos se noten más livianos y rápidos de lo habitual. La apuesta de por este tipo de paneles con refrescos de pantalla más altos de lo habitual hasta hace poco era cosa de los terminales de mejores prestaciones, sin embargo, la empresa ha decidido llevarlo al Realme 6 como uno de sus estandartes de rendimiento y experiencia. 

Lo hace en un panel de 6,5 pulgadas con un ratio de 20:9 y a una resolución de  2400x1080P FHD+, eso sí en la esquina superior izquierda encontramos una perforación donde va alojada la cámara frontal. Una solución que ya habíamos visto en el X50 pero no en los terminales de menor rango de la empresa. 

Realme 6 Chema Flores Omicrono

La cámara frontal también sirve para desbloquear el teléfono reconociendo el rostro del usuario y es que el lector de huellas no lo encontraremos integrado en la pantalla como sí sucede en otros rivales. En esta ocasión la compañía ha apostado por integrar el lector de huellas en el lateral derecho, en el botón de encendido y apagado del terminal. Una solución muy rápida y que a la ves es cómoda: los diestros podrán guardar la huella del pulgar mientras que los zurdos podrán hacer lo propio con el índice. 

A nivel de diseño del terminal, cuenta con una terminación de tipo perla que es muy llamativa a la vista y que recuerda a otros terminales de gama alta. La sensación en la mano es buena. Es equilibrado, tiene buen peso y es cómodo de usar. Además, pese a contar con dos auriculares inalámbricos, el Realme 6 sigue apostando por la salida para auriculares colocada en la parte inferior. 

Cámaras

A nivel fotográfico, el Realme 6 se desenvuelve con soltura, siempre siendo consciente en la categoría que se mueve. No viene para competir con los mejores de la clase, pero sí seremos capaces de lograr buenas fotografías con él. 

Realme sigue apostando por un módulo de cámaras principales de cuatro lentes que se basa en un sensor principal de 64 megapíxeles al que le acompañan un ultra gran angular de 8MP y 119 grados, una lente marco y una lente dedicada a los retratos en blanco y negro, lo que aporta detalle y luminosidad en las tomas de personas. 

Realme 6 Chema Flores Omicrono

Los resultados en general son buenos y sobre todo rápidos. La experiencia de tomar fotografías con la cámara es satisfactoria y no sólo se agradece el resultado que da la cámara principal, sino la versatilidad gracias a las diferentes lentes. Especialmente bueno es el resultado del modo macro, que permite tomar detalles de objetos cuando nos acercamos mucho a ellos. 

La cámara selfie por su parte cuenta con un sensor de 16 megapíxeles que cuenta entre sus bondades el modo retrato, un avanzado modo nocturno así como un reseñable sistema de cámara lenta a 120 frames por segundo, inspirado claramente por los slowfies del iPhone 11. 

¿Me lo compro?

Realme ha sido la revelación de los últimos meses en el mercado de la telefonía. Rompió stock en las principales tiendas online, se ha colocado entre las marcas más vendidas en España y cuenta con serias aspiraciones de seguir creciendo. Y el Realme 6 es un pilar consistente en su estrategia. 

Este teléfono aspira a ser el más fácil de recomendar para aquellos que quieren un teléfono que haga de todo pero sin invertir demasiado. Además, en función de lo que busquemos tendremos tres variantes para comprarlo: 219, 249 y 279 euros (4+64, 4+128, 8 +128 RAM y almacenamiento, respectivamente)

A la experiencia completa de las características del móvil, hay que sumarle el refinado que la compañía ha dado a su sistema operativo, que cada vez es más limpio y claro, una forma de acercarse al mercado europeo.

En suma, si usted está buscando un teléfono avanzado, que no quiere que frene nunca, pero a la vez desea que sea equilibrado y a un precio ajustado, el Realme 6 se coloca como la mejor opción del mercado en lo que va de año.