Desgraciadamente, las actividades del ser humano y sus industrias emiten miles de millones de toneladas de CO2 año tras año. Una contaminación monstruosa de la que empieza a resentirse nuestro querido planeta.

Noticias relacionadas

Los cambios en la Tierra son obvios, con aumentos inusuales en su temperatura y zonas polares derritiéndose como si cubitos de hielo se tratase. Si queremos seguir viviendo en el planeta deberemos tomar cartas en el asunto y ahí es donde la tecnología puede jugar un papel muy importante.

En este sentido, un grupo de científicos ha creado una plataforma que podría ayudar a cuidar y tener mejor vigiladas las playas. Lo mejor es que cualquier persona puede colaborar, basta con un simple smartphone. ¡Os contamos cómo funciona!

Monitoreando las playas

El Departamento de Planificación, Industria y Medio Ambiente y el Laboratorio de Investigación del Agua de Sídney (Australia) han unido fuerzas para desarrollar CoastSnap, un sistema comunitario que permite monitorear las playas.

El funcionamiento de este sistema es bastante sencillo. Éste consiste en instalar en las playas una base en la que colocar los teléfonos móviles y tomar una fotografía de la línea costera. ¡Cualquier persona puede hacerlo!

CoastSnap

Como es lógico, la posición de la base ha sido estudiada previamente para medir correctamente el ancho y la forma cambiante de la playa en concreto, además del movimiento de la costa.

Cuida tu playa preferida fotografiándola

Después de realizar la foto, los usuarios deben compartirla en Facebook, Instagram o Twitter empleando el hashtag que se muestra en el letrero de las playas que tengan una base de CoastSnap. Aquellos que prefieran hacerlo de una manera más anónima deben enviar la imagen al correo electrónico "Coast.Snap@environment.nsw.gov.au".

De todos modos, en las playas seleccionadas se recuerdan las instrucciones a seguir en un letrero de CoastSnap. Las imágenes son recopiladas por CoastSnap para construir una base de datos que les proporciona nuevos conocimientos sobre las respuestas de las playas a determinadas condiciones climáticas, además de datos sobre las olas, tormentas, etcétera.

CoastSnap

Con el paso del tiempo, aseguran desde CoastSnap, las fotografías servirán para registrar ciclos de erosión y recuperación y cualquier cambio a largo plazo, lo que les ayudará a comprender por qué algunas playas son más dinámicas o resistentes que otras. Obviamente, tener tan controlada una playa permitirá a los gobiernos adelantarse y tomar medidas.

¡Ya en playas españolas!

Como era de esperar, al ser un proyecto liderado por australianos, allí ya se han instalado varias bases de fotografía a lo largo de la costa. Sin embargo, parece una iniciativa ideal para cualquier lugar del mundo y España y sus magníficas playas no iban a quedarse al margen.

Investigadores del grupo de Oceanografía Geológica y Biogeoquímica de la Universidad de Vigo no dudaron en ponerse en contacto con CoastSnap para que playas gallegas pudiesen beneficiarse de su plataforma, tal y como explican en La Voz de Galicia.

Concretamente, se han instalado dos bases de fotografía en la playa de Rodas (Islas Cíes) y en las playas de A Lanzada y Agrelo (Bueu). Aquellos que deseen contribuir solo deben acudir a estas playas, fotografiarlas en el punto de CoastSnap y compartir las imágenes en redes sociales con el hashtag #CoastSnapCies o enviarlas al correo "coast.snap@uvigo.es".

Desde CoastSnap ya trabajan para expandirse globalmente y que playas de todo el mundo se unan a su iniciativa. Ojalá tengan suerte, seguro que muchas playas podrían aprovechar sistemas como éste y afrontar mejor el cambio climático.