Bruselas

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintisiete han acordado este lunes incluir a otros 19 dirigentes del régimen de Nicolás Maduro en su lista negra de sanciones. El objetivo de esta nueva ronda de medidas restrictivas es castigar a los responsables de la manipulación de las elecciones legislativas celebradas el pasado 6 de diciembre, cuyo resultado no ha sido reconocido por la UE, y de vulnerar los derechos humanos en Venezuela.

Noticias relacionadas

Entre los nuevos sancionados se encuentran los magistrados de la sala constitucional del Tribunal Supremo venezolano por la designación unilateral del Consejo Nacional Electoral (CNE) y la suspensión y sustitución de la dirección de tres de los principales partidos de la oposición democrática.

La UE también ha añadido a su lista negra a la presidenta y el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, así como a varios mandos del ejército venezolano y al gobernador del estado de Zulia por su papel en la vulneración de derechos humanos.

A estos 19 dirigentes venezolanos se les prohíbe a partir de este lunes viajar a la Unión Europea y se les congelará cualquier cuenta bancaria que puedan tener en territorio comunitario. En total, la UE ha sancionado ya 55 mandatarios del régimen venezolano, entre los que de momento no está el propio Nicolás Maduro.

Además, los Veintisiete aplican a Venezuela un embargo de armas y de material utilizado para la represión interna. Estas medidas selectivas están diseñadas para no perjudicar a la población venezolana ni empeorar la situación humanitaria del país.

"La UE continuará dialogando y trabajando con todas las partes en Venezuela con el objetivo de impulsar un diálogo pacífico y una solución democrática y sostenible a la crisis en el país", señalan las conclusiones adoptadas por unanimidad por los ministros de Exteriores.

Los Veintisiete no han reconocido los resultados de las elecciones a la Asamblea Nacional del pasado 6 de diciembre por considerar que se celebraron sin un acuerdo nacional sobre las condiciones y no respetaron los mínimos estándares democráticos

Pese a ello, la UE ha dejado de reconocer a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela por considerar que su legitimidad emanaba de la anterior Asamblea Nacional, que sí fue elegida democráticamente pero cuyo mandato ya ha expirado. Eso sí, los Veintisiete siguen considerando a Guaidó como una figura fundamental de la oposición y se han comprometido a continuar trabajando con él y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente.

La UE considera que la única salida para la crisis en Venezuela pasa por reanudar las negociaciones políticas y establecer de manera urgente un diálogo interno en el país y un proceso de transición que conduzca a elecciones presidenciales y legislativas transparentes, creíbles e inclusivas.