La primera víctima identificada del atentado de Londres, que acabó con siete muertos y más de 48 heridos, es la canadiense Christine Archibald.

Noticias relacionadas

La familia ha emitido un comunicado en el que lamentan la pérdida de Christine "hermosa y cariñosa", que fue arrollada por la furgoneta en el London Bridge.

"Tenía espacio en su corazón para todos y creía firmemente que cada persona debía ser valorada y respetada", aseguran.

Según ha explicado su propia familia, Chrissy, como la llamaban, trabajaba en un refugio para personas sin hogar hasta que se trasladó a Europa para estar con su novio, viviendo siempre en la creencia de que no existe esa crueldad que la mató.

"Por favor, hónrenla haciendo que su comunidad sea un lugar mejor. Ofrezcan su tiempo y trabajo voluntario o donen a un refugio para personas sin hogar. Díganles que Chrissy os envía", acaba el comunicado.

Archibald se encontraba con su novio Tyler Fergurson cuando falleció. Su hermana Cassie Ferguson relató a la cadena CBC News cómo ocurrió: "Él está roto. La vio morir en sus brazos".