Mientras medio mundo observa a Wuhan para planear un inédito desconfinamiento, salta la alarma en China ante un nuevo foco de contagio de coronavirus en la ciudad de Harbin, al noroeste y muy cerca de la frontera con Rusia. 

Noticias relacionadas

Las autoridades sanitarias chinas sitúan el inicio de este rebrote en un paciente de 87 años apellidado Chen que se habría infectado durante una cena con familia y amigos.

Según el testeo de sus contactos habría contagiado a su vez a otras 78 personas, de las que 55 son casos confirmados y el resto asintomáticos. Un caso que los expertos denominan como un 'supercontagiador' y que ha obligado a China a tomar medidas drásticas en esta ciudad de 10 millones de habitantes. 

Restricciones

La capital de la provincia de Heilongjiang ha prohibido desde este miércoles la entrada en las zonas residenciales a quienes no vivan allí, tampoco podrán acceder los vehículos con matrícula de otros lugares.

Además, por el momento se ha decretado unas cuarentenas selectivas de 14 días que afecta a los barrios y complejos residenciales donde se hay detectado casos. Hay más de 1.400 personas en observación, al margen de casos asintómaticos. 

Harbin, que mantiene aún algunos vuelos directos con la vecina Rusia, se ha convertido en la principal fuente de contagio dentro de China. El pasado martes se confirmaron siete nuevos casos elevando el número de infectados de la ciudad a 52, sin incluir a aquellos que ya se han curado.

Noveno día sin muertos

A principios de abril, Harbin implementó una cuarentena de 28 días para las personas que regresaban del extranjero, que además deberán ser sometidas a distintas pruebas para ver si son transmisoras de la enfermedad.

No obstante, la Comisión Nacional de Sanidad de China ha informado que este jueves no había registrado ninguna muerte a consecuencia de la neumonía Covid-19 en todo el país, lo que supone un acumulado de nueve días seguidos sin fallecidos por la enfermedad.

El número total de infectados "activos" en el país asiático es de 915, de los cuales 57 se encuentran en estado grave, y tan solo uno de ellos queda en la ciudad centro-oriental china de Wuhan, origen de la pandemia. La cifra total de infectados diagnosticados en China desde el inicio de la pandemia es de 82.804, de los que se ha dado de alta a 77.257 personas.

Información sobre el coronavirus: