Mientras Hong Kong se prepara para el undécimo fin de semana consecutivo de protestas, China ha concentrado un gran número de tropas en Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong, amenazando con poner fin a la crisis por las manifestaciones prodemocracia que son disueltas con grandes dosis de violencia por parte de la Policía.

Noticias relacionadas

El país asiático, que ha calificado las protestas como "terrorismo" contra sus habitantes ha concentrado soldados de infantería, camiones y blindados de transporte de tropas, amenazando así con una intervención militar para poner fin a las manifestaciones.

Bajo la fórmula "Un país, dos sistemas", Pekín se comprometió a mantener la autonomía de Hong Kong y a respetar una serie de libertades de las que no gozan los ciudadanos de la China continental hasta 2047, tras recuperar la soberanía del territorio de manos británicas en 1997. 

Dimisiones en Cathay Pacific

Rupert Hogg, consejero delegado de Cathay Pacific, la aerolínea de bandera de Hong Kong, anunció este viernes su dimisión, informó la compañía a través de un comunicado publicado en su página web, dos días después de conocerse el despido de dos pilotos de la compañía por participar en las protestas registradas durante las últimas semanas en la ciudad autónoma.

"Han sido semanas complicadas para la aerolínea y lo correcto es que Paul (Loo, jefe de Ventas y Comercial) y yo asumamos la responsabilidad como líderes de la empresa", aseguró Hogg en el citado texto.

Por su parte, el presidente de la empresa, John Slosar, alabó la labor de Hogg, pero apuntó que "los recientes acontecimientos han cuestionado el compromiso de Cathay Pacific con la seguridad aérea y han puesto nuestra reputación y marca bajo presión".

"Por eso -continuó Slosar- creemos que es hora de colocar a un nuevo equipo gestor que pueda reiniciar la confianza y liderarla hacia nuevas metas. Cathay Pacific está totalmente comprometida con el principio de 'Un país, dos sistemas'".