La joven Roshani Tiruwa, de apenas 15 años, ha perdido la vida mientras se encontraba aislada de su familia en una caseta por estar menstruando, informa Reuters.

Noticias relacionadas

La policía cree que la adolescente encendió una hoguera para calentarse y, debido a la pésima ventilación de la caseta, pereció asfixiada.

El padre contó al portal nepalí en lengua inglesa myRepública que después de cenar a las 6 de la tarde del sábado, la joven se retiró a dormir. A la mañana siguiente, la llamó. “Después vimos el cuerpo”, contó a la cabecera.

Esta práctica hindú de segregar a las mujeres cuando tienen la menstruación se conoce como “chhaupadi” y fue prohibida hace una década, pero todavía subsiste en zonas rurales de Nepal.

"Es un claro ejemplo de las consecuencias fatales que puede tener la presión que hay algunas sociedades -en general, en la mayoría- sobre las mujeres y las niñas en cuestiones de género", afirma Alberto Casado, de la ONG Ayuda en Acción, que opera en el país y considera que el "chhapaudi" "viola los derechos de las niñas".

Es la segunda vez que una mujer muere durante el “chhaupadi” este mes en la región. El Gobierno nepalí intenta acabar con la práctica ilegal, pero es difícil erradicar tradiciones que llevan mucho tiempo enraizadas, advierte Casado. "No son situaciones que se acaben en años", indica.