Derek Chauvin, el exagente de policía acusado de matar al afroamericano George Floyd en mayo de 2020 en Mineápolis (Minesota, EEUU), fue declarado culpable este martes de los tres cargos que enfrentaba.

Noticias relacionadas

Los miembros del jurado decidieron de forma unánime que Chauvin es culpable de asesinato involuntario en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; de asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años; y de homicidio involuntario en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

La sentencia que deberá cumplir el exagente de polícia ya condenado por causar la muerte por asfixia de Floyd en mayo de 2020 se conocerá en unas semanas, entre seis y ocho, según ha apuntado el juez.

10 horas de deliberaciones

Los miembros del jurado invirtieron poco más de diez horas de deliberaciones para alcanzar el veredicto que leyó, pasadas las cuatro de la tarde en Mineápolis (21.00 horas GMT), el juez del caso, Peter Cahill.

Al anunciarse la culpabilidad de Chauvin, la ciudad de Mineápolis reaccionó con júbilo: sonidos de cláxon, gritos de “justicia” y aplausos.

Las más de 600 personas congregadas enfrente de la sede del juzgado, que siguieron la retransmisión en directo en sus teléfonos móviles, se abrazaron y saltaron de alegría con cada cargo anunciado.

“Esto no es una celebración, es solo el primer paso. ¡Esto es una revolución!”, gritó uno de los manifestantes con un megáfono, con el puño levantado.

“Vamos a cambiar este sistema podrido, ya lo estamos haciendo. Esto es solo el principio”, aseguró a Efe Joanna Phillip, una joven de 25 años que lloró de alegría al escuchar el veredicto en las inmediaciones del juzgado, donde la palabra "culpable" repetida tres veces se convirtió en el cántico de la multitud.

También se concentraron cientos de personas en la esquina donde murió Floyd, en el sur de la ciudad, donde la gente lanzó billetes de manera simbólica a la tienda que denunció al afroamericano por pagar con uno falso.

"Hoy podemos volver a respirar"

Los familiares y abogados de George Floyd celebraron este martes la condena contra el expolicía Derek Chauvin que asesinó al afroamericano en mayo del año pasado en Mineápolis (Estados Unidos).

"Hoy, podemos volver a respirar", afirmó en una rueda de prensa uno de los hermanos de Floyd, Philonise, en clara referencia a las últimas palabras que pronunció George, "no puedo respirar", cuando Chauvin lo ahogaba con la rodilla.

"Me siento aliviado hoy -añadió- porque finalmente tendré la oportunidad de dormir un poco".

Biden celebra la "justicia"

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró este martes que se haya hecho "justicia" en el juicio por la muerte del Floyd.

Biden se declaró "aliviado" por el veredicto durante una llamada telefónica con el hermano de Floyd, Philonise, que fue grabada en vídeo y publicada en Twitter por el abogado de la familia, Ben Crump.

"Nada va a hacer que las cosas mejoren del todo, pero al menos ahora hay algo de justicia", afirmó Biden durante la llamada telefónica. El presidente recordó el famoso comentario que hizo la hija de George Floyd, Gianna, durante una de las miles de marchas contra el racismo que espoleó la muerte de su padre el pasado verano. "Pienso en el comentario de Gianna, que decía 'mi padre va a cambiar el mundo'. Va a empezar a cambiarlo ahora", aseguró Biden en la llamada, que también escucharon otros familiares de Floyd.

Piden reformar el sistema policíal

Activistas, políticos y personalidades de distintos sectores celebraron este martes la decisión del jurado, mientras se alzaron voces a favor de una reforma del sistema de policía en EEUU.

El veredicto desató una avalancha de reacciones en torno a este juicio que ha tenido en vilo al país. "Gracias George Floyd por sacrificar tu vida", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, en una improvisada aparición ante los medios junto a congresistas del "caucus" negro.

Pelosi , quien consideró que gracias a él y "a los millones de personas que salieron por justicia, su nombre siempre será sinónimo de justicia".

La misma línea siguió la responsable de Human Rights Watch (HRW) en EEUU, Nicole Austin-Hillery, quien indicó que la condena de Chauvin "es una reivindicación para la familia de George Floyd, pero no cambia la urgente necesidad de una reforma integral de la Policía".