El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha recibido a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, en París con un cálido apretón de manos, muy distinto del intenso gesto que compartieron en su primer encuentro en mayo.

Noticias relacionadas

"Emmanuel, me alegro de verte. Esto es hermoso", ha señalado Trump desde Los Inválidos, donde Napoleón Bonaparte y otras figuras militares francesas están enterrados.

Dandóle palmadas en la espalda, el presidente francés sonreía al iniciar la visita del complejo militar del siglo XVII, informa Reuters.

Macron confía en aumentar la relevancia internacional de Francia. Charles Platiau Reuters

Macron y Trump tienen previsto hablar durante una hora y media antes de cenar con sus esposas en la segunda planta de la Torre Eiffel.

Tras haber empezado mal pie, ambos líderes tienen incentivos para mejorar su relación: Macron espera lograr que Francia adquiera mayor peso a nivel mundial, mientras que Trump necesita un amigo al otro lado del océano.

Mientras, Trump visita París, las cosas se le complican en EEUU después de que su hijo mayor admitiera que se reunió con una abogada rusa durante la campaña electoral en aras de obtener información comprometida sobre Hillary Clinton.