El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó este jueves a las delegaciones de Estados Unidos, de España y de "otras embajadas europeas" en Managua de "intromisión" en sus asuntos internos y de promover una candidatura presidencial única de la oposición para las elecciones de noviembre próximo. En el caso español, no perdió ocasión de valorar los indultos del 'procés', llamando "presos políticos" a los condenados y huidos.

Noticias relacionadas

Durante un discurso ofrecido en Managua en ocasión de la XIX cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), el mandatario nicaragüense aseguró que los aspirantes presidenciales por la oposición, entre ellos los que se encuentran detenidos bajo una Ley que los cataloga como "traidores a la patria", se reunían en la sede diplomática de Estados Unidos en Managua con el fin de elegir un candidato único.

"Se reunían en la embajada de Estados Unidos, donde el embajador yanqui (Kevin Sullivan) les exigía que eligieran a uno, luego los llevaban a la embajada de España y después a otras embajadas europeas", afirmó Ortega. "Una intromisión, una injerencia dirigida por los yanquis, a la cual le sirven los europeos para hacer cuerpo", denunció.

Cataluña

Entonces, Ortega habló de Cataluña. Lo hizo partiendo de Bruselas: "Les decía que tenemos a la Unión Europea diciéndonos que entreguemos los presos, porque si no nos van a dar una gran lección, nos van a aplicar grandes sanciones. Así lo dicen tranquilamente. ¿Acaso nosotros les hemos pedido a los europeos que pongan en libertad a los presos políticos que tienen en Europa? En la Unión Europea hay cantidad de presos políticos".

"Hasta ayer -continuó Ortega- estaba un grupo de presos políticos en España, de los cuales quedan todavía otros, cuyo delito fue en el país catalán haber realizado unas elecciones. Ellos, las autoridades catalanas que tienen ese derecho conforme las normas y leyes que tiene España. (...) Entonces, por hacer esas elecciones los garrotearon, los reprimieron, los encarcelaron, y quedó un grupo de más de 20, reos políticos, presos políticos (...) y no se nos ocurre a nosotros ir a pedir que los pongan en libertad, porque son situaciones internas de ellos".

Los presos de Ortega

El líder sandinista reveló que su Gobierno ha llamado a esos embajadores y "se les ha dicho que están violando lo que son los acuerdos internacionales". "El escándalo que harían en sus países si un embajador de otro país apareciera conspirando contra el Gobierno para promover golpes de Estado y para organizar también candidatos", continuó.

En su discurso, Ortega también cargó contra la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que tildó de "cloaca" y de "instrumento de vergüenza y de muerte del imperio yanqui", contra Estados Unidos, y la Unión Europea (UE), por exigir la liberación de los dirigentes políticos opositores, incluidos los cinco aspirantes a la Presidencia, que han sido detenidos a menos de cinco meses de las elecciones del 7 de noviembre.

"Nos están exigiendo que pongamos en libertad a una serie de ciudadanos sobre los cuales hay elementos probatorios de delitos de lavado de dinero que proviene de las operaciones que hace el Gobierno estadounidense y sus agencias de inteligencia", indicó.