El recién reelegido presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha agradecido este domingo a los electores por la victoria con 5.823.728 votos, lo que representó poco más del 60% de los sufragios obtenidos, según los resultados preliminares.

"Gracias por tanto coraje, tanta valentía, gracias por tanta conciencia popular, gracias por sobreponerse a tantas agresiones, a y tantas mentiras, y gracias por hacerme presidente", fueron las primeras palabras de Maduro a sus partidarios desde el balcón del Palacio de Miraflores después de conocer los resultados.

Las elecciones presidenciales que se han celebrado este domingo en Venezuela para elegir al Jefe de Estado del país para el periodo de 2019 a 2025 han estado marcadas por la inexistencia de colas de votantes en los colegios y las irregularidades denunciadas por los principales adversarios del candidato a la reelección, Nicolás Maduro.


Los primero datos, según Reuters, tasan la participación a la hora del cierre (18.00 hora local) en un 32%. En Caracas y el interior del país se observaron calles vacías mientras que pocos centros electorales exhibieron filas que han sido una foto constante en elecciones presidenciales pasadas.


Entre las diferencias que destacan en estas presidenciales figura el hecho de que la principal alianza de partidos opositores Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió no presentar candidato y llamar a la abstención, lo que parece haber sido atendido por muchos venezolanos.


En vez de vehículos, las calles recibieron a muchos ciudadanos que decidieron salir a hacer deporte y los parques recibieron a muchos padres con sus hijos.


Las colas se vieron dentro de comercios y farmacias que abrieron sus puertas con personas que prefirieron aprovechar para intentar encontrar los alimentos o medicamentos que escasean.

Los centros electorales en Venezuela cerraron progresivamente desde las 18.00 (22.00 GMT) sin que se hubiera producido el anuncio oficial por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Los puntos de votación solo pueden permanecer abiertos si se mantienen electores en cola y aunque Efe no observó fila alguna en los centros electorales de Caracas, el canal estatal VTV exhibió algunas imágenes de varios colegios en los que aún se observan votantes en fila en diferentes estados del país.

Desde las 18.00 los principales candidatos utilizaron sus redes sociales para pedirle a los venezolanos que sigan acercándose a los centros que todavía estén abiertos.

"El Pueblo de Venezuela cree en la democracia, ¡todos a votar! Quedan pocos minutos pero todavía alcanzan a llegar a los lugares de votación. Hoy se decide el futuro de los próximos 30 años de la Patria. #VotaPorVenezuela #TodosAlRematePerfecto", publicó Nicolás Maduro en su cuenta de Twitter.

La secretaria general del movimiento oficialista Somos Venezuela, Delcy Rodríguez, aseguró en rueda de prensa que "todavía queda mucha gente en las colas" y que "habían derrotado a la abstención".

Por su parte Falcón se dirigió a los votantes para recordarles que "estás a tiempo, sal A VOTAR! Juntos vamos a salvar a #Venezuela".

"Seguimos dando la pelea por #Venezuela Vamos al remate, todos a votar, a vencer el ventajismo, el chantaje. Es el momento de sacar a este gobierno tramposo!", añadió en otro tuit.

También utilizó este medio el aspirante Bertucci para pedir a los miembros de mesa que defiendan el voto.

"A los miembros de mesa les digo; QUÉDENSE DEFENDIENDO LOS VOTOS, seamos firmes ante un país que sigue resistiendo y no se rinde? También les insto a cada uno de los venezolanos, a pedirle a Dios que se haga su voluntad en este día. #VzlaTieneEsperanza", sostuvo

Violaciones de la ley electoral



Los dos principales rivales de Maduro, el exgobernador Henri Falcón y el ex pastor evangélico Javier Bertucci han denunciado cientos de violaciones de la ley electoral por parte del chavismo gobernante.


Entre esas irregularidades destacan asistir a los votantes, al colocar toldos de control del candidato chavista a menos de 200 metros de distancia de los colegios y ofrecer un bono a los votantes, lo que el grupo de campaña de Falcón, que ha contabilizado 900 denuncias, consideró una "compra de votos".


Claudio Fermín, jefe de campaña Falcón, se refirió en rueda de prensa a este bono y señaló que esta es una "compra" de la voluntad del elector con recursos públicos.


"La oferta del candidato Maduro comenzaba a reñir con la ley y con la ética, Maduro había ofrecido a los electores pagarles su voto, dar un bono por el voto, y bajo un lema edulcorado de 'amor con amor se paga', se estaba incurriendo en un delito y en una conducta realmente grotesca", dijo.


El equipo de Bertucci ha contabilizado 1.400 denuncias por irregularidades electorales "todas documentadas", la mayoría de ellas relacionadas con esos toldos chavistas también llamados "puntos rojos".


"Tengo cientos de vídeos que los pongo a disposición de los periodistas", dijo el mismo candidato a los medios.

Críticas a la abstención: "No saldremos nunca de Maduro"



Los votantes de los adversarios de Maduro se quejaron por la ausencia de participantes al asegurar que si los venezolanos no salen a votar "nunca" saldrán "de esto" en referencia al Gobierno chavista.



Efe fue testigo de que algunos de los que votaron se dirigieron a los "puntos rojos" a exponer su participación al presentar el llamado "carné de la patria", un sistema del Gobierno venezolano con una megadata de los votantes, sus necesidades, su ubicación y los beneficios que recibe del Estado.



No faltó el participante que aseguró que no existen colas en los colegios porque el sistema de votación es "uno de los mejores del mundo", lo que es rechazado por opositores al Gobierno que aseguran que el Consejo Nacional Electoral trabaja bajo las órdenes del chavismo oficialista.



También se observó el temor expresado por ciudadanos que sufragaron a que los llamados "colectivos chavistas" que defienden la "revolución bolivariana" los vieran conversando con periodistas.



Sin embargo, otros venezolanos, desde comercios y calles, expresaron sin temor su descontento y aseguraron que estas elecciones "son fraudulentas" y que no confían en el CNE.



A partir de las 22.00 -hora local- empezaron a cerrarse colegios de forma progresiva.