Mientras que el presidente del país, Nicolás Maduro, sigue arengando a sus seguidores para activar el proceso hacia una nueva Constitución, sus fuerzas de seguridad dispersaron este sábado con gases lacrimógenos una marcha antichavista que pretendía concluir ante la sede del Ministerio de Interior, en el centro de la ciudad, cartera a la que los opositores responsabilizan de la "represión" en las protestas.

Noticias relacionadas

La actividad denominada "Somos millones", que según los portavoces del antichavismo era solo una concentración pero no descartaba que se convirtiera en marcha, se llevó a cabo sin contratiempos hasta que decidieron movilizarse hacia la sede de la cartera de Interior y Justicia.

Los manifestantes caminaron por la autopista y tomaron luego la avenida Francisco de Miranda, en la zona de Chacao, a través de la cual continuaron su trayecto hasta Chacaíto, rumbo al oeste. En Chacaíto se encontraron con agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) bloqueando el paso, que procedieron a disolver la protesta con las bombas lacrimógenas, según constató Efe.

En un vídeo publicado en su Twitter, el gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, afirmó que a pesar de la "represión" la "lucha" continuaba. "La lucha sigue. Esto no tiene marcha atrás. Mientras más represión más firmeza", dijo.

Maduro quiere "ganar la  Constituyente"

Por su parte, Maduro llamó al chavismo a prepararse "para ganar" la Asamblea Nacional Constituyente que convocó como una salida a la crisis que vive el país y que él mismo calificó como "el camino de la paz".

"Vamos a postular a los mejores líderes, a las mejores lideresas, a prepararnos para ganar la Constituyente, que es el camino de la paz", declaró Maduro en una contacto telefónico con los asistentes a una movilización que recorrió hoy el centro caraqueño.

Según Maduro, la Constituyente tiene que ser "de alegría, de movilización". "Voto sí, balas no; Constituyente sí, 'guarimba' (bloqueos) no, Constituyente sí, violencia, no; Constituyente de amor, sí; odio e intolerancia, no. Ahí está el centro de la decisión que estamos tomando: la Constituyente", defendió el jefe de Estado, que celebró la "tremenda marcha" del chavismo.

Desde horas de la mañana, centenares de personas, vestidas con el rojo que tradicionalmente identifica al chavismo, comenzaron a congregarse en varios puntos del centro de Caracas para luego dirigirse a la sede del Ministerio de Alimentación y, desde allí, hasta el palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Agenda de protestas

Esta jornada de manifestaciones opositoras convocada a nivel nacional forma parte de la agenda de protestas que los antichavistas llevan a cabo contra el presidente Nicolás Maduro, a quien exigen elecciones generales y la apertura de un canal humanitario, entre otras peticiones.

Algunas de estas manifestaciones han generado hechos de violencia en los que han muerto 46 personas y han dejado cientos de heridos y detenidos.