Estados Unidos (EEUU) y Rusia iniciarán consultas sobre ciberseguridad tras las acusaciones estadounidenses sobre supuestos ataques desde territorio ruso, anunció este miércoles el presidente ruso, Vladimir Putin, tras reunirse con su homólogo estadounidense, Joe Biden, en su primera cumbre en Ginebra.

Noticias relacionadas

"Hemos acordado que comenzaremos consultas sobre esto (ciberseguridad). A mi modo de ver, esto es extraordinariamente importante", dijo en una rueda de prensa el jefe del Kremlin al término de sus conversaciones con Biden.

Subrayó que en este ámbito "es necesario dejar de lado todo tipo de insinuación y comenzar a trabajar a nivel de expertos en interés de Estados Unidos y de Rusia".

"En principio, hemos llegado a un acuerdo en esto y Rusia está preparada para ello", añadió el mandatario ruso, quien recalcó que el ámbito de la ciberseguridad es muy importante para el mundo en general.

Putin indicó que Rusia también sufre ciberataques y citó como ejemplo un ataque contra el sistema sanitario de una de las entidades federadas rusas.

"Desde luego, vemos desde dónde proceden los ataques, vemos que este trabajo se coordina desde el ciberespacio de EEUU", señaló. Al mismo tiempo, Putin manifestó que no cree que Estados Unidos esté "interesado en manipulaciones de ese tipo".

Valoración positiva

Putin ha valorado positivamente la cumbre con Biden, y afirmó que "no hubo ninguna hostilidad" pese a las discrepancias existentes.

"Considero que no hubo ninguna hostilidad. Al revés. Nuestro encuentro transcurrió en una clave de principios, nuestras valoraciones difieren en muchos aspectos. Pero desde mi punto de vista, ambas partes demostraron el deseo de comprenderse y de buscar un acercamiento de las posiciones", afirmó.

El mandatario ruso añadió que "la conversación fue muy constructiva".

"Los temas eran conocidos por todos: la estabilidad estratégica, la ciberseguridad, los conflictos regionales, las relaciones comerciales. También hablamos sobre la cooperación en el Ártico", indicó.

La cumbre de este miércoles entre los presidentes de EEUU y Rusia en Ginebra acabó tras finalizar su reunión ampliada, en la que participaron varios consejeros de cada parte.

La reunión duró algo menos de cuatro horas y, como estaba previsto, el presidente Putin fue el primero en ofrecer una rueda de prensa en una área levantada para este fin al lado de la mansión donde se desarrolló el encuentro y que está ubicada en un parque de 30 hectáreas en una céntrica zona de la capital suiza.