Las protestas postelectorales continúan en Bielorrusia, pero pierden fuerza tras el exilio de la candidata de la oposición unificada, Svetlana Tijanóvskaya, y la dura represión de las manifestaciones por parte de las fuerzas de seguridad.

"Creo que estas manifestaciones van a ser reprimidas porque las personas desarmadas no pueden hacer nada contra unidades especiales armadas hasta los dientes (...), pero la gente volverá a protestar hasta que (el mandatario Alexandr) Lukashenko deje el poder", comentó a Efe por teléfono el antiguo candidato presidencial Vitali Rimashevski.

El dirigente democristiano agregó que "nada va a cambiar", aunque las autoridades logren acallar las protestas que mantienen en vilo al país desde el 9 de agosto.

"Ya no les cree nadie. Un 70 % de la población no ve como ganador de las elecciones a Alexandr Lukashenko. Y las protestas van a seguir, aunque tomen otra forma", pronosticó Rimashevski.

Prisiones desbordadas

Noticias relacionadas

Según fuentes oficiales, más de 6.000 personas han sido detenidas en las últimas 72 horas, a lo que hay que sumar cerca de 250 heridos que se encuentran ingresados en distintos centros médicos del país.

"El grueso de la masa de manifestantes es gente con pasado criminal y sin empleo", aseguró Lukashenko durante una reunión del Gobierno. Solo durante las protestas del martes, que tuvieron lugar en veinticinco localidades bielorrusas, fueron detenidas más de un millar de personas, confirmó hoy el Ministerio del Interior.

El primer día de las protestas fueron detenidos cerca de 3.000 ciudadanos y, el segundo, unos 2.000. "Las prisiones bielorrusas están desbordadas", subrayó Rimashevski.

Impugnación de los resultados

Este miércoles, otra candidata a la Presidencia de Bielorrusia -Anna Konopatskaya- anunció que ha impugnado los resultados de los comicios que dieron la victoria a Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

De esta manera, para este miércoles, todos los aspirantes a la presidencia, salvo Lukashenko, han presentado quejas contra el resultado de las elecciones. La abanderada de la oposición Tijanóvskaya lo hizo el pasado lunes, tras lo cual se conoció su exilio en Lituania.

De acuerdo con el entorno de Tijanóvskaya, la candidata fue obligada a abandonar el país después de reunirse con altos cargos de las fuerzas de seguridad bielorrusas en la sede de la Comisión Electoral Central durante varias horas.

Putin y Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, señaló este miércoles a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que hay que recuperar "el camino del diálogo" en Bielorrusia.

En una conversación telefónica con Putin, Macron le manifestó su "gran preocupación por la situación en el país y la violencia contra los ciudadanos en las elecciones", explicó el Elíseo en un comunicado.

El presidente francés no hizo en el comunicado ninguna valoración de los resultados de los comicios del pasado domingo -cuestionados por la oposición-, en los que Lukashenko revalidó su mandato con el 80,23 % de los votos.

El departamento francés de Exteriores el lunes reiteró la posición común, con Alemania y Polonia, que los tres países habían dado a conocer el pasado día 7 en la que manifestaban "preocupación" por las condiciones del escrutinio ante la ausencia de observadores internacionales de la OSCE y del Consejo de Europa.