Controvertido, provocador y sin pelos en la lengua. Al mismo tiempo, millonario, una celebridad y un artista de muchísimo éxito. Así es Kanye West, el rapero que ha hecho temblar este fin de semana la política estadounidense al anunciar que se presentará como candidato a las elecciones presidenciales del próximo tres de noviembre. 

Noticias relacionadas

Aunque todavía no ha pasado la fecha límite para presentarse como candidato independiente en muchos estados, algunos medios de comunicación dudan sobre si el anuncio del rapero es real o se trata más de una performance, un troleo, tan típico de él. Y es que el comunicado con el que da a conocer su candidatura es un escueto tuit y todavía no ha vuelto a pronunciarse sobre el tema en ninguna red social. 

La BBC publicó el domingo que no parecía que se hubiese inscrito en la Comisión Federal Electoral (FEC, por sus siglas en inglés). En la base de datos de la FEC aparece un candidato registrado con el nombre de "Kanye Deez Nutz West", cuando el nombre real del artista es Kanye Omari West.

Además, la dirección aportada es la "Gold Digger Avenue, Suite Yeezus", algo así como "avenida del cazafortunas, habitación Yeezus", Yeezus es además el nombre de su sexto álbum publicado en 2013. Ese mismo nombre aparece inscrito tanto para las elecciones de 2016 como las de 2020, en el primer caso como independiente y ahora como parte del Green Party.

En caso de que de verdad se presente a la presidencia de Estados Unidos, la estrella de la música se deberá enfrentar a Donald Trump en la carrera electoral, lo que supone un varapalo para el actual presidente, que hasta hace poco tenía a West como un importante apoyo.

Este nuevo golpe llega en plena precampaña y en un momento en el que la popularidad de Trump está en descenso por su gestión de la crisis del coronavirus y las protestas del movimiento Black Lives Matter. 

Aspiraciones a la presidencia

Kanye West, de 43 años y casado con la celebrity y empresaria Kim Kardashian, habló por primera vez de sus aspiraciones presidenciales en 2015 durante la gala de los MTV Video Music Awards cuando aceptaba el Michael Jackson Video Vanguard Award.

Kim Kardashian y Kanye West en la alfombra roja de la fiesta de los Oscar de Vanity Fair de febrero de este año. Reuters

Como si se tratase de una epifanía espontánea, el músico declaró, en un discurso de 12 minutos de duración: “No sé si estoy en condiciones de perder después de esto. Sin embargo, no importa, porque no se trata de mí. Se trata de ideas, hermano. Nuevas ideas. Personas con ideas. Gente que cree en la verdad. (...) Y sí, como probablemente habrás adivinado en este momento, he decidido en 2020 postularme para presidente".

En los siguientes años siguió comentando su idea de presentarse a las elecciones, pero la decisión parecía haberse pospuesto a las de 2024. "Si decido hacerlo, se hará, no lo intentaré", dijo el rapero en una entrevista de radio en 2018, donde añadió: "Sí, 100 por ciento que podría suceder... 2024".

La ideología de Kanye West

Sin embargo, a menos de cuatro meses de las elecciones ha sorprendido al mundo entero con su candidatura. Pero, ¿cuál es la ideología de Kanye West? El también productor y diseñador de ropa es una persona compleja que siempre da titulares debido a los extensos discursos que realiza constantemente sin ningún tipo de filtro. 

Aunque se presentaría como independiente, parece acercarse más a las posturas republicanas. Es más, cuando en 2015 dijo que se presentaría, muchos dieron por sentado que lo haría de la mano del Partido Demócrata, algo contra lo que él se ha rebelado, pues lo considera un estereotipo racial. "Este es tu lugar, Ye, eres negro, así que eres demócrata", criticó en una entrevista al Wall Street Journal de este mismo año, donde subrayó su apoyo a Donald Trump.  

Es cristiano y en torno a la religión giró su último álbum llamado Jesus is king. Tanto en su música como en redes sociales habla constantemente sobre Dios. También hizo referencia a ello en el anuncio de su candidatura. Escribió en Twitter: "Ahora debemos realizar la promesa de Estados Unidos confiando en Dios, unificando nuestra visión y construyendo nuestro futuro. Me postulo para presidente de los Estados Unidos".

Sobre la religión también ha suscitado polémica ya que en 2013 publicó una canción titulada I am a god (Soy un dios). En ella repite en varias ocasiones la frase "soy un dios" pero también dice: Aunque soy un hombre de dios / Toda mi vida en manos de Dios / Así que mejor dejen de jugar con Dios. Desde hace tiempo acude a muchos servicios religiosos y dice estar "en completo servicio a Dios".   

Defensor del antirracismo

Una de las posturas que más ha defendido a lo largo de los años es la defensa de la población negra de EEUU. En 2005 fue muy criticado por algunos sectores de la política del país al afirmar en directo y en la televisión nacional que "a George Bush no le importan los negros". 

Estas declaraciones se produjeron después del huracán Katrina que asoló ciudades del sur de Florida y Nueva Orleans, entre otras. West reprochó que en varios medios apareciese una imagen de un joven negro acompañada del pie de foto: "Un joven camina a través del agua después de haber saqueado una tienda en Nueva Orleans".

Su reprobación se debía al prejuicio que generaba dicho pie de foto, ya que en otras imágenes en las que salían gente blanca el texto cambiaba y decía: "Dos residentes caminan a través del agua después de haber encontrado agua y comida".  

Imágenes junto con sus pies de foto utilizadas por medios de comunicación de EEUU y criticadas por Kanye West en 2005.

Asimismo se le ha visto participando en diferentes protestas del Black Lives Matter y ha donado dos millones de dólares a diferentes organizaciones que luchan contra el racismo y ayudarán a las familias de Ahmaud Arbery y Breonna Taylor (víctimas de asesinatos racistas), así como a empresas de propiedad negra.

También ha creado un fondo universitario para Gianna, la hija de seis años de George Floyd, el afroamericano asesinado por la policía en Minneapolis y cuya muerte suscitó las masivas manifestaciones tanto de Estados Unidos como de otras partes del mundo.

Apoyo a Trump

A pesar de que en las elecciones de 2016 Kanye West no votó, se mostró favorable a Donald Trump. Así lo ha manifestado reuniéndose con él en la Casa Blanca y llevando en innumerables ocasiones la gorra con el eslogan del presidente: "Make America Great Again". Igualmente, aseguró que este año sí iría a votar y que "sabemos lo que él votaría". 

Por eso asombra aún más que pretenda competir con el actual presidente en la carrera electoral. Uno de los motivos que podrían estar detrás es justamente la respuesta de Trump a las protestas contra el racismo que han inundado el país y sobre las llegó a decir que estaban organizadas por grupos antifascistas a los que iba a declarar como terroristas. 

También podría ser por su gestión del coronavirus. Estados Unidos continúa siendo el país con más casos de Covid-19 en el mundo y ya en 2018 West mostró su interés por la industria médica del país. "Una de las cosas principales que haré como presidente será asegurar que la industria médica prospere", indicó entonces, aunque sin explicar en profundidad sus planes. 

Lo que es seguro es que cada vez más expertos apuntan a la posibilidad de que Donald Trump pierda los comicios de noviembre y si Kanye West se convierte en su rival, este riesgo podría aumentar.

Al fin y al cabo, no sería la primera vez que un artista gana la presidencia de los Estados Unidos y el rapero tiene una gran capacidad de influencia y mucho dinero para gastar en la campaña. Incluso ha recibido ya el apoyo público del empresario Elon Musk. Por el momento ni Donald Trump ni el candidato demócrata Joe Biden se han pronunciado al respecto.