Un avión de la aerolínea turca Pegasus que volaba a Estambul se ha salido este miércoles de la pista de aterrizaje del aeropuerto de Sabiha Gökçen tras incendiarse un ala, lo que ha provocado la rotura del aparato en tres partes.

Noticias relacionadas

El ministro de Transporte de Turquía, Mehmet Cahit Turhan, ha confirmado que, al menos, una persona ha muerto y hay 157 heridos.

El avión, en el que viajaban 171 pasajeros y seis tripulantes, estaba volando de Esmirna a Estambul, ciudad que ha sido golpeada por fuertes vientos y lluvias.

Algunos de los pasajeros pudieron salir de la aeronave por las alas del avión, según las imágenes grabadas por medios locales.

Tras el accidente, todos los vuelos se han redirigido al aeropuerto internacional de Estambul, según informaron las emisoras turcas. El aeropuerto de Sabiha Gökçen, el menor de los dos ubicados en Estambul y que se halla en la parte asiática de la ciudad, ha quedado cerrado al tráfico.-