La editorial francesa Fayard retirará el nombre y la foto de Benedicto XVI de la portada del libro Desde lo más profundo de nuestros corazones, en la que se rechaza la ordenación como sacerdotes de hombres casados y que se publica este miércoles 15 de enero en el país galo.

Noticias relacionadas

El cambio ha sido anunciado este martes 14 de enero por el autor del libro, el prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, el cardenal Robert Sarah, mientras que de forma paralela el secretario privado del Papa emérito ha anunciado la petición realizada por Joseph Ratzinger de que fuera suprimido como autor del libro y desapareciera su imagen.

El arzobispo Georg Gänswein, secretario privado del papa emérito, ha explicado a la agencia de noticias católica Kathpress que, por petición de Benedicto XVI, llamó a Sarah para que este arreglase con la editorial la eliminación de la portada el nombre y la foto de Benedicto XVI.

Gänswein ha agregado que también debe retirarse la firma de Benedicto XVI al final de la introducción y la conclusión porque no ha sido su co-autor. "La contribución que lleva su nombre en la parte principal del libro es 100 por cien de Benedicto XVI", precisa Gänswein.

Por su parte, el cardenal Sarah ha informado en su cuenta oficial de Twitter que ante "las polémicas" se ha decidido que el autor del libro será para las próximas publicaciones "el cardenal Sarah con la contribución de Benedicto XVI", sin que figuren como coautores. El libro fue anunciado en un principio como escrito a cuatro manos por el purpurado y el papa emérito y algunos extractos del mismo fueron adelantados por el diario francés Le Figaro.

Sínodo de la Amazonia

La polémica surge no por la posición del Benedicto XVI sobre el celibato, sino por el momento en el que el documento va a salir a la luz, cuando se está a la espera de la publicación por parte del Papa Francisco de la exhortación apostólica sobre el Sínodo de la Amazonia.

Durante el Sínodo, celebrado el pasado otoño, los obispos se mostraron mayoritariamente a favor de que personas de reconocida fe y valiosos para la comunidad (los conocidos como viri probati, puedan ser ordenados como sacerdotes aunque tengan familia estable para garantizar la celebración de los sacramentos en la región.

En los fragmentos adelantados por Le Figaro, se atribuía a Benedicto XVI algunas afirmaciones como que "el estado civil concierne al hombre en su totalidad, y dado que el servicio al Señor exige igualmente el don total del hombre, no parece posible lograr ambas vocaciones simultáneamente".

"Creo que el celibato comporta un gran significado en tanto que se abandona un posible dominio terrestre y un círculo de vida familiar; el celibato se convierte al mismo tiempo en algo verdaderamente indispensable para que nuestro enfoque hacia Dios pueda seguir siendo la base de nuestra vida y expresarse concretamente. Esto significa, por supuesto, que el celibato debe penetrar todas las actitudes de la existencia con sus demandas", se añadía.

Este lunes a última hora de la noche en Roma, una fuente del Vaticano muy cercana a Benedicto XVI aseguró en declaraciones a diversos medios de comunicación italianos, entre ellos Il Corriere della Sera, que el Papa emérito no sabía que los textos que había escrito junto al cardenal africano Robert Sarah se iban a convertir en el libro 'Desde lo más profundo de nuestros corazones'.

El consentimiento

A continuación, el purpurado africano publicó en su cuenta de Twitter tres cartas firmadas por Benedicto XVI que, a su juicio, probarían la colaboración de ambos en la redacción de un texto sobre la importancia del celibato, aunque en ningún caso se refiere a la publicación de un volumen firmada a cuatro manos.

En la primera, fechada el 20 de septiembre del 2019, el Papa emérito se compromete a entregarle sus escritos sobre el sacerdocio con atención al celibato, aunque los valora como "insuficientes". "Llegó de forma inesperada su petición de un texto propio sobre el sacerdocio con atención particular al celibato. Así he retomado mi trabajo y le trasmitiré el texto, cuando sea traducido del alemán al italiano. Le dejo a usted si estos apuntes, cuya insuficiencia siento muy fuertemente, pueden tener alguna utilidad", señala Benedicto XVI.

En la siguiente misiva, del 25 de noviembre, Benedicto XVI da su consentimiento para publicar el texto "en la forma prevista" por el cardenal Sarah sin que quede especificado cuál era el formato elegido. Y en la última carta del 12 de octubre confirma que le trasmite toda la documentación preparada por él.

Este martes, Sarah insistió en que Benedicto XVI sabía que sus apuntes sobre el celibato sacerdotal serían publicados en formato libro después de que una fuente cercana a su entorno lo negase. "Yo afirmo solemnemente que Benedicto XVI sabía que nuestro proyecto tomaría la forma de un libro. Puedo decir que hemos cambiado muchas comunicaciones para establecer las correcciones. Publicaré esta mañana un comunicado más detallado para establecer la verdad", señaló en su cuenta oficial de Twitter el purpurado guineano.

En un comunicado publicado también en la red social reiteró después que Benedicto XVI estaba bien informado sobre el volumen, y que incluso lo vio y aprobó su publicación final. También señaló que perdona a quienes le han calumniado y a quienes le acusan de oponerse al Papa Francisco.