China ha anunciado la suspensión de la compra de productos agrícolas de Estados Unidos, como respuesta al reciente anuncio de Washington de que incrementará en un 10% los aranceles sobre exportaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares.

Noticias relacionadas

En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio de Comercio chino consideró esta subida arancelaria, con efectos a partir del próximo 1 de septiembre, como "una grave violación de la reunión entre los jefes de Estado de China y EEUU".

"Se ha acordado que la Comisión de Aranceles Aduaneros del Consejo de Estado no descarte gravámenes a la importación a productos agrícolas de EEUU recientemente adquiridos después del 3 de agosto, y las empresas chinas relacionadas han suspendido la compra de productos agrícolas estadounidenses", indica el texto.

El Ministerio de Comercio se vanaglorió de la "enorme capacidad de mercado" del país asiático y se arrogó "unas perspectivas brillantes para la importación de productos estadounidenses agrícolas de alta calidad".

Sin embargo, dejó claro que estas "perspectivas brillantes" van sujetas a que Washington "ponga en marcha el consenso alcanzado en la reunión entre los jefes de Estado de China y EEUU, y tenga la confianza de poner en práctica los compromisos para crear las condiciones necesarias para la cooperación en el sector agrícola entre ambos países".

Este anuncio supone un peldaño más en el incremento de las tensiones en la guerra comercial que ambos países libran desde el pasado año, y que ha entrado en un nuevo capítulo desde que, la semana pasada, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara las citadas medidas arancelarias ante la falta de progresos en las negociaciones comerciales.

En lo que varios analistas consideraron una respuesta a los nuevos gravámenes decididos por Trump, el yuan chino rompió el lunes la barrera psicológica de las siete unidades por cada dólar, algo que no sucedía desde abril de 2008.

Un yuan más débil significa que los productos chinos denominados en dólares son más baratos, algo que ayudaría a frenar el efecto negativo de los nuevos aranceles estadounidenses sobre su competitividad, aunque el precio a pagar será un aumento del coste de las importaciones.

La respuesta a esa caída del valor del yuan no se hizo esperar, y el mismo lunes el Departamento del Tesoro de EEUU tildó a China de país "manipulador de divisas" y amenazó con tomar represalias para acabar con sus injustas ventajas competitivas en el marco del Fondo Monetario Internacional.

Air China cierra la ruta Pekín-Hawái

La aerolínea estatal china Air China "dejará de operar la ruta CA837/8 Pekín-Hawái-Pekín a partir del 27 de agosto" debido a "diseño del mapa de rutas, organización de la capacidad y otros motivos".

En un comunicado, la compañía aérea aseguró que reembolsará el coste completo del billete a aquellos pasajeros que hubieran reservado sus vuelos a partir de la fecha de la cancelación de la ruta.

Esta noticia se produce en un contexto de creciente tensión entre China y EEUU, desde que, el pasado jueves, el presidente estadounidense, Donald Trump, adelantara un aumento de los aranceles del 10% a exportaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares, en el marco de la guerra comercial entre ambas potencias iniciada hace año y medio.