La coalición de Gobierno belga se ha fracturado después de que el partido nacionalista flamenco N-VA haya decidido abandonarla por la decisión del primer ministro, Charles Michel, de firmar el Pacto Mundial para la Migración de la ONU, si bien sus ministros no han dimitido aún y el Ejecutivo sigue en pie.

Noticias relacionadas

La N-VA ha anunciado que se retirará oficialmente del Gobierno cuando Michel viaje este domingo a Marrakech (Marruecos) para firmar mañana el Pacto, algo que el primer ministro hará sin el apoyo de la N-VA, según confirmó él mismo anoche en una comparecencia televisada. 

Michel prevé reemplazar a los ministros y secretarios de Estado de la N-VA por otros miembros del Gobierno y establecerá consultas con el Parlamento federal con la intención de mantener un Gobierno en minoría, ya que la salida del partido flamenco le haría perder la mayoría en la cámara.

El Rey Felipe de los Belgas, tras reunirse con Michel, ha aceptado la dimisión de los ministros y secretarios de Estado de la N-VA y nombrado ministros a los hasta ahora secretarios de Estado Pieter de Crem (CD&V) y Philippe de Backer (Open VLD), según informa el diario La Libre Belgique.

Las carteras que tenían los nacionalistas flamencos se repartirán así entre ellos dos y otros ministros del Gobierno, que seguirá liderando el partido liberal MR de Michel ya solo con el apoyo de los cristiano demócratas flamencos del CD&V y los liberales flamencos Open VLD.

Gobierno en minoría

En la noche del sábado se celebró un consejo de ministros extraordinario a petición de la N-VA para abordar una vez más la cuestión, después de que Michel confirmase que iría a Marrakech en nombre del Gobierno tras obtener el jueves el apoyo del Parlamento belga, dónde solo la N-VA y los ultraderechistas del Vlaams-Belang votaron en contra.

Poco después de comenzar, los ministros de la N-VA abandonaron la reunión y el líder del partido, Bart De Weber, comunicó en una rueda de prensa que la retirada definitiva depende de la firma en Marrakech: "los que aprueban el pacto migratorio pese a que no hay consenso en el gobierno ponen a la N-VA fuera de él".

El Ejecutivo necesitaría el apoyo de la oposición para poder sacar adelante proyectos como los Presupuestos para 2019 y mantenerse así en pie hasta las elecciones nacionales del próximo 26 de mayo.

La retirada de la N-VA supondrá la salida de cinco de los 15 miembros del Gobierno federal belga: su ministro del Interior, Jan Jambon, el de Finanzas, Johan Van Overtvedlt, y el de Defensa, Sander Loons, así como del secretario de Estado para el Asilo y la Migración, Theo Francken, y la secretaria de Estado para Igualad, Zuhal Demir. Charles Michel ha anunciado que les reemplazará por dos secretarios de Estado y, aunque no ha dado nombres, eso deja como candidatos a Pieter de Crem (CD&V) y Philippe de Backer (Open VLD).