Un coche se ha estrellado este martes contra las barreras que delimitan el Parlamento británico en Londres, en un ataque terrorista que se ha saldado con tres heridos y que ha obligado a las fuerzas de seguridad a acordonar la zona como medida de precaución, a la espera de conocer las circunstancias exactas. 

El siniestro ha tenido lugar a las 7.37 (hora local) y, tras él, ha sido detenido el conductor del vehículo, un joven británico de 29 años, nacido fuera de Reino Unido y cuya identidad todavía se desconoce, según la primera información difundida en Twitter por Scotland Yard.

La Policía ha realizado varios registros en tres viviendas, en búsqueda de pruebas que aclare lo sucedido, aunque aún no ha informado sobre los detalles de esta operación. Dos de los edificios registrados están en Birmingham y el tercero en Nottingham, según han informado fuentes de la investigación.

Durante las horas posteriores al incidente, la estación de metro de Westminster ha sido cerrada temporalmente y algunos buses han sido desviados por los grupos de seguridad para mantener la zona controlada. La Policía ha afirmado que la vida de los heridos no corre peligro

Imágenes en redes sociales muestran que cómo las unidades policiales fuertemente armadas se han dispuesto en la parte exterior del edificio, que está cercada.

El suceso se investiga como un acto terrorista por la unidad especializada de la Policía Metropolitana de Londres. Según los medios británicos, hay unos diez vehículos policiales en el lugar y al menos tres ambulancias.   

"Tuve que correr por mi vida"

"El hombre conducía a más de 40 mph", le dijo John Williams a la BBC, y agregó que "salió humo del automóvil. He visto gente en el suelo, tendida en el camino. No sé si en realidad han sido alcanzados por el vehículo o no. Vi al menos a 10 personas tumbadas. Me dijeron que básicamente debía alejarse, correr. Tuve que correr por mi vida".

Una testigo, Ewalina Ochab, relató los hechos a The Guardian: "creo que parecía intencional: el automóvil condujo a toda velocidad y hacia las barreras. Yo estaba caminando del otro lado [de la carretera]. Escuché un ruido y alguien gritó. "Me giré y vi un coche plateado conduciendo muy rápido cerca de la barandilla, tal vez incluso en la acera. La persona que conducía no salió del vehículo ". El auto no parecía tener una placa de registro frontal cuando se estrelló, agregó.

Otra persona que no quiso dar su nombre ha dicho a la BBC que " ha visto al hombre empotrarse contra un grupo de ciclistas y luego estrellar su coche contra las barreras del Palacio de Westminster. El hombre asegura que le ha parecido una acción deliberada."

El Parlamento está rodeado por unas barreras de acero y hormigón que fueron instaladas tras el atentado de marzo 2017 en el que cinco personas fallecieron y fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico. El terrorista, Khalid Masood, atropelló a decenas de personas antes de bajarse del coche y apuñalar a un policía apostado junto a la sede parlamentaria.